Los placeres sanos de la vida

La biblia nos habla de un Dios poderoso que todo lo creo a su tiempo, la lluvia, el sol, las nubes, las estrellas y todo lo que está arriba, encima y debajo de la tierra.

Nos dio libre albedrío para escoger nuestro propio camino, pero también nos dio medio de sujeción, debido a que ese libre albedrio está condicionado a muchas cosas, especialmente a la familia.
Los placeres sanos de la vida comenzaría a decir es cuando un padre le pide a su hija que le saque canitas y ella obedientemente y con alegría para hacer algo por él, lo hace.

Aunque un padre no este permanentemente en casa por cuestiones de profesión, si la mujer es sabia y se alimenta de la familia del hombre, para complementar con el alimento que trae ella de la propia, alimento de aprendizaje y obediencia, va a transmitir esto a su generación.

Así cuando los hijos(as) toman decisiones por cuenta de ellos mismos, seguirán los pasos de esos adultos que incidieron en la vida de ellos de diferentes maneras.

Nunca dejamos de ser niños, solo debemos tocar la tecla necesaria, como la de un piano cuando queremos tocar una melodía. Si tocamos alocadamente no vamos a sacar melodías que llenen el ambiente de música agradable y satisfagan el alma, pero si tocamos correctamente lo aprendido, vamos a encontrar en esa música el alivio necesario para que nuestro espíritu en comunión con Dios logre encontrar ese paz o ese camino que necesitamos para vivir de forma armoniosa a pesar de los inconvenientes y tristezas de la vida diaria.

El pintor ama su obra terminada, pero más ama el comienzo, el placer de tener el dinero en la mano para ir a comprar las texturas en la que va a pintar que es el lienzo o papel, los colores que desea, pinceles o quizás no tantas cosas, pero comenzar  la labor es como cuando vamos a comienzo de año escolar con los útiles escolares nuevos y la alegría de comenzar a escribir en cuadernos que tienen un olor peculiar agradable a todos, nos hace ser diligentes.

Así también la modista o costurera cuando tiene el dinero necesario para comprar telas y siente la satisfacción del roce y la suavidad de ellas, pensando en que las va a utilizar y cuánto va a comprar.

Toda profesión tiene satisfacción, algunas son bajas pero necesarias, como en un libro que leí hace muchos años y que contaba sobre la guerra de Norte contra sur en Estados Unidos de América, una mujer voluntariamente y sin ser promiscua cruzaba a nado el río para satisfacer una necesidad de los hombres de guerra.
Solo Dios tiene el derecho de hacer justos juicios y decir quien está bien y quien está mal, nosotros como reyes y sacerdotes, hijos de aquel que nos sacó de las tinieblas a su luz admirable, es el único que tiene derecho a señalar y si Él nos recibe de la forma que sea y promete hacer todas las cosas nuevas, no se tienen deudas con la sociedad, se cumplió con los requisitos, quien es nadie para juzgar.

Dios le dio palabra de revelación al rey David, mando al profeta Natán a exhortarlo, a llamarlo al arrepentimiento y el tomo las decisiones pertinentes como rey y siguió siendo el rey de Israel hasta el mismo día de su muerte, para que vieran que Dios no era hombre para arrepentirse ni hijo de hombre para mentir.

Salomón no fue sabio por sí solo, no creció alocadamente,  sino que la corrección y disciplina de Dios con su padre el rey David y con Betsabé, lo ayudaron a ordenar el reino y criarlo para que fuera ese rey que Dios había querido que el fuera.

Las consecuencias de sus malas obras la sufrieron sus primeros hijos, ya cuando el sufre todo el proceso de que muere el niño, la violación de Tamar en manos de su hermano,  casi pierde el trono en manos de Absalón y la muerte de este, lo hacen un mejor hombre, una mejor persona espiritualmente a pesar de ser un hombre agradable a Dios.

David descansaba en el terrado, debido a la soledad en que se encontraba en ese momento, quizás por la falta de sabiduría de sus esposas o también por necedad, no sabemos realmente cual fue la causa de que estuviera en el terrado y mirara a Betsabé.

Trayendo eso a la actualidad podemos ver como el proverbio que dice que es mejor un rincón en el terrado, que en casa espaciosa con mujer rencillosa. También sabemos que muchas veces los hombres son necios, queriendo demostrar cosas que en realidad lo que hace es restarles autoridad y prejuicios futuros, la variedad de mujeres extrañas trae consecuencias funestas para los hombres, dañan la armonía y bendición de tener una mujer honesta y fiel, dividen y dañan reinos y muchas cosas, sin tener que referirnos únicamente a los reyes de la tierra.

Esta enseñanza está escrita no para criticar a los héroes bíblicos sino para que la apliquemos a nuestras vidas, sacando lo mejor de ella y enseñando a tiempo lo que trae el pecado a primeramente  nuestras vidas y después a las vidas de las demás personas.

Dios te bendiga