Los hijos ¿Como educarlos?


Los hijos ¿Cómo educarlos?

Me encontraba en un centro comercial y pase por un almacén de calzado, donde solía comprarles zapatos a mis hijos cuando estaban pequeños. Pregunte por un numero de calzado y me dijeron que no los hacían hasta ese numero. 

Le dije a la dependienta que siempre habían tenido esa situación con los tamaños del calzado. 


Pregunte por un numero de calzado y me dijeron que no los hacían hasta ese numero. Le dije a la dependienta que siempre habían tenido esa situación con los tamaños del calzado.

Recordaba que había un modelo de botas que siempre le compraba a mi hijo mayor, cuando nació mi segundo hijo no le compraba el mismo tipo de calzado por las diferencias en los pies y aunque lo intente el nunca permitió que lo calzara con esa clase de zapatos. 

Lloraba y los rechazaba, hasta que renuncie a comprárselos.

Así ha pasado en muchas cosas en todo el tiempo de crianza, al segundo hijo no le gustaban cuando estaba bebe los mismo alimentos que tomaba el mayor, la ropa es distinta y en fin las diferencias persisten a lo largo de la vida de ambos.

Porque debemos darnos cuenta que los hijos, no solo cuentan con diferencias físicas, sino mentales y espirituales. 

Algunos son creativos, otros les gusta mucho estudiar, algunos más tienen dificultades de aprendizaje o su carácter no es muy agradable a pesar de todos los intentos que hagamos para hacerles la vida más placentera y que cambien de humor.

Los hijos e hijas en etapas de la vida, parece que se salieran de esa línea ideal que queremos como padres trazar para ellos.

Nos olvidamos de que llega un momento en que debemos soltarlos. Ese momento en que crecieron y solo nos necesitan como apoyo, no para dirigirlos como cuando eran unos niños.

La educación de los hijos y que es la educación.


  • Primero que todo sabemos que cada ser humano tiene características especiales que lo identifican y que somos únicos, a pesar de ser iguales en todo lo demás.
  • Algunas personas tienen la piel blanca, otros son morenos, los hay de piel amarilla y también las diferencias persisten en los ojos, su forma y muchas cosas más.
  • Igualmente así es la mente de cada persona. Hay un dicho que dice que cada persona es un mundo y en realidad viene a ser así.
  • En base a esas diferencias debemos educar a los hijos.  La educación es la formación que les damos en todas las áreas de la vida, con ayudas externas del entorno en que se desenvuelven.
  • A la hora de vestirlos, darles los alimentos y en general ayudarlos a tomar decisiones que afectaran sus vidas, debemos contar con ellos y apoyarlos en aquellas cosas que emprenden, independientemente de si es lo que querríamos para ellos.
  • No podemos tratar a todos los hijos de igual forma. Debemos adaptarnos a las características de su personalidad y ayudarlos a expresarse.
  • Lo fundamental para encontrar el camino hacia ellos es el amoramor es una manifestación de las personas hacia otros seres, para los que queremos lo mejor y con quienes convivimos la mayoría de las veces.
  • La Biblia dice que el amor cubre multitud de faltas, que nada somos sin el amor.
  • Cuando amamos a alguien, en especial esas criaturas que nacieron de nosotros y para las cuales queremos lo mejor del mundo, debemos recordar siempre que en cuanto prevalezca el amor de nosotros para con ellos. Podemos seguir adelante ese trayecto tan dificultoso que a veces se presenta en la educación de nuestros hijos y echar mano de ese maravilloso precepto.
  • Los hijos son un don de Dios y como tal debemos procurar amarlos y protegerlos. Ayudarlos y bendecirlos. Se debe buscar esa medida especial que nos ayudara a entender las situaciones en su crecimiento y vida en general para hacer lo mejor para ellos con disciplina y amor.

                                                  JADEEN