¿Cómo identificas el fruto de una persona?

La biblia dice que somos cartas leídas y que por los frutos nos conocen. Pero también nos habla de los demonios de luz que engañan a los creyentes.

Por eso para identificar a un verdadero cristiano y su fruto se debe tener un tiempo completo en el evangelio que es comenzar en el camino de la búsqueda de Dios, perseverar en él y saber que Dios y su palabra no mienten.


Siempre se habla de las bendiciones y tenemos una mentalidad de recibir bendiciones cuando en realidad debe ser al contrario. Se va a las congregaciones en busca de refrigerio y soluciones en las oraciones y ayunos para las necesidades urgentes que se tienen, pero la mentalidad del cristiano debe ser guiar a los nuevos creyentes a entender que hay que despojarse del egoísmo y la avaricia para poder dar, no pensar en lo que se va a recibir únicamente.

La iglesia no es una fuente de dinero,  Dios no nos va a lanzar el dinero para que se resuelvan los problemas sin tratar con todos los que van a buscar su bendición. En las iglesias hay muchos recursos que se utilizan y que también el estado da para solucionar problemas en las comunidades y que se deben administrar con mucho cuidado, sabiendo que no es para la familia pastoral, sino para todos los que llegan con una necesidad especifica. También enseñar a los nuevos convertidos, simpatizantes o como se quiera llamar que hay que dar, porque las congregaciones se sostienen de lo que dan los creyentes y por eso esas congregaciones tienen el deber de dar las enseñanzas necesarias y honestas para que aprendan lo que es la casa de Dios y el servicio a Dios.

"Muchas personas critican lo que se pide en las iglesias, que piden mucho que no dejan de pedir y en fin una serie de cosas que en realidad personalmente pienso que se da cuando se siente dar o se tiene y es una necesidad real y por mandato bíblico aquellas personas que tienen un convencimiento cristiano de la obra de Dios".

Otra cosa es que a veces se regalan compras y es una bendición, porque una bolsa pequeña con algunos articulos necesarios y de calidad no solucionan la vida de una familia, pero fortalece y da alegría espiritual recibirla.

¿Qué se debe dar en medio del grupo cristiano al que se llega?

Se va a explicar claramente para que se pueda entender que las Iglesias evangélicas no apoyan economías subterráneas, pero no pueden rechazar a esas personas dueñas de esas economías subterráneas.

No se sabe si ellos tienen un llamado y son salvos, Dios hará la obra porque generalmente esas economías subterráneas son patrimonios familiares que involucran a varios grupos familiares.

Personas que lo pierden todo y llegan en absoluta pobreza, que se les debe instruir para que no queden con mentalidad de mendigos y aprendan a valorar la nueva oportunidad que tienen de comenzar de cero con honestidad y aprendiendo valores.

Cuando se hace la obra muchas veces se dan ofrendas que pueden ser recibidas con ciertas condiciones, asesorados por los ministros de la congregación a la que se asiste y a veces las personas tienen necesidades y la esperanza de que se le ayude,  muchas veces no recibe nada, debe ofrecerlo al Señor, porque la Biblia dice que el ojo de Jehová recorre toda la tierra y es verdad porque el ve a los que son perfectos para con él.

Muchas veces no se recibe nada material, pero si se recibe consejos, distracción, se aprenden cosas nuevas y especialmente se da el servicio a Dios con las oraciones y ayunos que se hacen en los tiempos de prueba.

En el caso de las mujeres, es muy lindo cuando tienen un marido que ya no las quiere y tiene otra u otras mujeres en la calle, se aprende a ser fortalecida, levantar la autoestima, se recibe el amor y apoyo de otras mujeres, se aprenden muchas cosas, en el caso de una separación el dolor se logra paliar más fácilmente porque las mujeres son sentimientos y encuentran formas más fáciles para explicar y ayudar con los hijos, los hombres generalmente se dejan llevar por vista; debido a las diferencias particulares que hay en cada sexo, según la perfecta creación de Dios.

El obrero es digno de su salario y todos deben recibir un pago de acuerdo a su labor, Dios es justo y fiel; pero se debe pensar muy claro antes de tomar decisiones apresuradas y saber que el fruto de una persona o una oveja en el caso de los miembros de una congregación o de un ministro como el pastor, los diáconos, el maestro y todos los que componen una congregación los conocemos por muchas cosas y causas que están enfrente de todos.

Los árboles buenos dan buen fruto los árboles malos dan mal fruto, pero Dios es el que tiene la última palabra para cambiar y la disposición la tiene el creyente, en vez de esperar recibir se debe pensar en que se va a dar.

La razón de esta palabra es una alabanza que escuchaba y decía: es lo mejor de mí lo que vengo a darte…

Y ahora que conoces al verdadero Dios  ¿Que estas dispuesto a darle en tu mejor adoración? ¿Cual es aquel nuevo servicio que vas a prestar en medio del lugar que Dios te dio? ¿Tienes un llamado y quieres comenzar a ejercer ese ministerio? o quizás Dios te esta demandando alguna promesa que tu querías que te diera y que hoy en día ya se te olvido o dudas de que en realidad Dios te la haya dado.