La aceptación y la calidad de vida de las personas en base a ella

Siempre escuchamos del amor que tienen cualidades como las que dice 1 Corintios 13, escuchamos predicar sobre esto y nos sentimos en la Gloria deseando que Dios nos ayude a amar en esa forma, pero muchas veces amamos desinteresadamente y de una forma especial a los hijos cuando son deseados, a los maridos cuando no son impuestos y así sucesivamente unas relaciones de amor y afecto que nos llenan de satisfacción.

La necesidad del ser humano es ser valorado, apreciado y muchas cosas más que hacen sentir el amor que nos tienen las demás personas, una parte importante de este reconocimiento es la aceptación que se hace de una persona delante de los demás.

Algunas apreciaciones sobre la aceptación

Lo que habla del amor la Biblia son normas generales, pero el amor en si va unido a un carácter que crece y desarrolla la personalidad del individuo o persona,

Algunas personas desarrollan una forma de amar muy particular y de diferentes clases. Pero el verdadero amor es el que acepta, cuando se acepta al ser amado y a las personas que se aman se crece de diferentes maneras.

La falta de aceptación produce caos, todo marcha a la fuerza, las personas progresan en algunas áreas, pero se estancan en las más importantes. No hay valores y crecen los defectos de carácter, como el egoísmo, la envidia, los celos, la maldición, debido a que la insatisfacción que produce ser rechazado, obliga a la persona a buscar los caminos en soledad y la soledad cuando es muy constante no es conveniente.

La aceptación tiene varias caras, no debemos olvidar que hay más aceptación en medio del seno familiar que en las familias políticas. Debido a que la familia cerca ha visto crecer a la persona y se tiene una forma de convivencia que ha superado muchos pasos sin casi darse cuenta el individuo, Por lo tanto aceptación involucra no solo el amor sino una sana convivencia.

Lo mismo que aceptación se da a distintos niveles, muchas veces no se es aceptado por un grupo de personas específicos, pero esto no tiene que ser una falta del individuo o persona, sino que ese grupo en especial de personas que rechaza a otro es debido a que siente emociones que no controla y la manifiesta por medio del rechazo.

Cuando no se le da cabida o espacio a una persona que convive en el grupo familiar, rechazando sus ideas y no aceptándolo en las decisiones que se toman, este rechazado va causando un enojo y a su vez rechazo también.

Para el rechazo hay explicación, lo mismo que para la aceptación, se debe madurar y tratar de tener una buena convivencia con las personas mejorándola especialmente con la comunicación.

Síntomas más relevantes de la falta de aceptación

La persona que tiene una falta de aceptación presenta varios síntomas de acuerdo al entorno y las personas que tienen a su alrededor.

Una muestra de falta de aceptación es la baja autoestima de la persona que tratar de ocultarla en diferentes formas.

Muchas veces se sienten inferiores las personas que no son aceptadas, pero este complejo de inferioridad se manifiesta interiormente y muchas veces no se comprende a carta cabal la causa, especialmente este complejo se manifiesta cuando se carece de dinero y se enfrenta el individuo a otro que carece de él. Puede ser momentáneo y causar un daño permanente.

Las personas que no son aceptadas generalmente pueden padecer algunas desviaciones especialmente sexuales.

Tienen un temperamento que requieren de atención cuando encuentran a la persona que se las da, se quieren estar imponiendo, sospechan de todo el mundo, y se sienten amenazados por las demás personas que los superan o que tienen afectos sólidos.