El poder del cristiano está en la oración

Como cristianas especialmente las mujeres somos las dueñas de este poder, es un poder que da Dios a las personas indistintamente de ser hombres o mujeres y que se debe ejercer en santidad.


Como santos de Dios oramos y queremos que todo salga perfecto en el mundo, pero la realidad de la vida es muy distinta y debemos tener en cuenta que aunque cristianos y santos debemos protegernos y proteger nuestras familias.

La oración es el complemento de varias situaciones y una de ellas es la obediencia, los que más debemos saber de la obediencia somos los adultos y siempre tenemos que estar aprendiendo que es obediencia debido a que como toda regla siempre hay excepciones.

Cada familia tienen características independientes unas de otras y cuando se hacen compromisos de matrimonio o hijos es muy difícil conciliar ciertas familias, especialmente cuando en la juventud no se fue una persona muy dentro de lo que llamamos correcto hoy en día, debido a que salimos de una guerra y entramos en otra guerra y así nunca hemos podido muchas veces definir totalmente si unos tienen la razón u otros y después que israelitas y egipcios estaban unidos y convertidos en una sola carne, viene el perdón no gracias a esa unión sino a los hijos de esa unión, sin olvidar que hay heridas graves y hasta muertes en medio de esas situaciones.

En las familias hay diferentes estamentos y formas de crianza, esto es algo que no muchos entienden del mismo modo pero si lo entienden muy parecido, porque hay muchos indígenas que se cruzaron con blancos o mestizos y tuvieron lo que llamamos una doble crianza.

Compartían tiempo con ambas partes de la familia y saben cómo es la relación y todas las situaciones que representaban cuando acontecían estos hechos.
En ocasiones había que tomar decisiones rápidas y arreglar algunas cosas sobre el tiempo, pero siempre había el temor de lastimar a un hijo o nieto y a esto jugamos también en el pueblo de Dios.

Como cristianos redimidos debemos ir reconociendo nuestras faltas y arreglando las cosas para estar en orden, porque llega el momento en que no es Dios quien falla, sino quien da la disciplina, porque no hemos seguido ese camino de perfeccionamiento de buscar la santidad sin la cual nadie vera a Dios.

Usar muchas veces un chantaje disimulado para conseguir aquello que deseamos y que nos pertenece en ocasiones; pero que nos fue robado o que perdimos por un engaño de cualquier clase dice mucho de una persona y nos damos cuenta que no sabe renunciar y esperar que Dios le dé la restitución, que en ocasiones ni merecemos, porque estamos siguiendo los parámetros del mundo.

Confiar en Dios es creer que aunque no recibimos ese bien que Dios no nos da porque no lo merecemos o debido a que no nos pertenece es nacer de nuevo, encontrar en oración y ayuno, con la consejería adecuada la salvación personal y ayudar a la familia a encontrarla es nacer de nuevo.

El hecho o circunstancia de que seamos cristianos no nos exime de cumplir ciertas normas, dejar de ser tropiezo para nuestro grupo familiar en nombre del Señor, porque esta arma es contraproducente para la unidad familiar y protección del patrimonio familiar.

Ejemplo de esto es cuando hay dos clases de religiosos en el hogar, el culto racional de cada uno, con respeto y buen testimonio termina haciendo que el hombre o la mujer no creyente crea como nosotros creemos.

Cuando hay una profesión de por medio como la de la medicina, instituciones públicas como los que están en eminencia, también fuerzas armadas y demás que incluyen vigilantes, en fin todo lo que tenga que ver con la fuerza y armas muchas veces porque no todos podemos ser cristianos de oración y canticos de alabanzas, porque quien nos va a defender en caso de una guerra.

La oración es un arma que mueve la mano y el poder de Dios, protegiendo, guardando, redarguyendo, obrando en las casualidades para bendecir a sus hijos.

Las iglesias como iglesias en el sentido de grupo de personas, tienen un deber que cumplir orando por los ministerios públicos, que son precisamente de los que hablamos anteriormente, porque todas esas personas son de fe y necesitan un grupo de gente grande como los de los Israelitas que gritaron cuando le dieron las siete vueltas a Jericó para que caigan los muros de la incredulidad, la vanagloria humana, los celos, disensiones, pleitos y contiendas, más todas esas cosas que suceden diariamente en el país.

Cuando se ora en las congregaciones, en los hogares, los ataques se dispersan, porque el enemigo no tiene que asetear a un solo cristiano, sino a varios y los dardos muchas veces no dan en el blanco o dan más suavemente, especialmente en las liberaciones, recordemos que las liberaciones son espirituales, pero también materiales, porque cuando tenemos conciencia del pecado y nos arrepentimos debemos restituir pero conforme a la voluntad de Dios,  muchas bendiciones antiguas por la desobediencia se pierden y debemos pelear la batalla de la fe por las nuevas que Dios tiene guardadas para todos aquellos que le aman y temen.

Hay muchas cosas que cambiar especialmente en Colombia y México, nos hemos atrasado no solo en implementar nuevas leyes de extranjería, para protección de los nacionales que han vivido en el extranjero y han cambiado las costumbres dando apariencia de que no son colombianos.

También para protección del nacional que ha estado en orden y siempre ha cumplido con sus deberes ciudadanos, por eso las informaciones sobre el patrimonio de las personas y/o familias es de propiedad privada de las personas involucradas y ningún funcionario público tiene autorización para dar informaciones que tengan que ver con esta clase de cosas a menos que lo dicte la autoridad competente, con todos sus apartes.
Debemos recordar que en las instituciones públicas y privadas todos los funcionarios, hasta los de la limpieza, los mensajeros, desde el gerente o funcionario de más alta jerarquía, son personal de confianza y tienen sin necesidad de siquiera una firma de compromiso saber que utilizar los recursos, dañar papeles, copiar firmas, dar listas de clientes o deudores y todas esas cosas, involucran penas que se tienen que cumplir con cárcel de acuerdo al delito y sus consecuencias.

Dañar la salud y el bienestar de una sola persona en algún grupo familiar, inclusive contagiar de enfermedades infecto contagiosas como el VIH SIDA, a otra persona por no  protegerse debidamente gracias a las profesiones de riesgos que tienen algunas personas o por cualquier otro motivo resultantes de cirugías, maltrato en los genitales, en el cuerpo como rostro, órganos internos, partes externas del cuerpo, cortar miembros y demás como dañar tratamientos, robar los medicamentos, dar a tomar cosas que se saben que pueden dar leucemia o cáncer, abuso sexual, promiscuidad, embarazos no deseados y todo delito contra la propiedad y patrimonio familiar de las personas como individuos tengan o no tengan un fuero especial, por venganzas de la clase que sean quedaran preventivamente presos hasta que se les dicten sus fechas de juicio y demás casos y cosas según lo mande la ley en todos sus artículos y demás apartes, que solo los abogados, jueces y entes de la justicia conocen y pueden dirimir.

Por eso como ciudadanos honestos que debemos ser cumplidores de la ley, recordar que debemos que debemos dar testimonio y ayudar al malo conforme a las leyes de la iglesia sin involucrarnos en lo que se llama delitos de lesa humanidad y majestad.