Reconciliación y conciliacion

Tomar la sartén por el mango es Valentía

Este dicho popular aplicado a una persona me hace pensar en una persona llena de valentía. No es fácil tomar la sartén por el mango cuando el fuego de la estufa o la leña lo ha calentado al punto de que casi quema.

Esto es lo que hacen muchas personas en todas partes del mundo. Vamos a escribir algunos ejemplos de tomar la sartén por el mango generalizando para entender porque debemos apoyar muchas veces a las personas aunque no estemos de acuerdo.

Cuando en una casa hay un problema entre madre e hijo(s), padre e hijo(s), hermano con hermano y así, cualquier situación que se va agravando y no tiene solución visible, llega alguno y los tranquiliza y hace que se llegue a una calma aunque sea momentánea, mientras se resuelve la situación. Esto es tomar la sartén por el mango y puede haber una reconciliación y solución definitiva.

Cuando una persona tiene problemas con algún particular y las cosas se van de cauce, puede haber miles de situaciones como golpes, heridas, lo que sea que sucede y las autoridades median y con tiempo y las leyes, se llega a un acuerdo esto es conciliación.

Aplicando esto en grandes escalas, cuando es familia contra familia o gobierno contra delincuencia, quizás se alcancen a logran aun cosas mayores.

Mi madre decía: Cada quien tira para su catabre repitiendo un dicho de la costa norte colombiana. Son dichos que se le quedan a uno en la mente y que de cuando en cuando vienen a la boca. Así es, cada quien mira por el y por lo que más quiere. 

Cada acción tiene una reacción, hay situaciones que requieren rapidez por la emergencia y otras se puede negociar, dar vueltas, hacer lo que mejor se sabe hacer.

Lo importante de esto es que así sea por medio de la reconciliación que es el estado ideal que Dios quiere que los hombres concilien, se puede conciliar cuando el problema se ve abocado a tomar una decisión inmediata por diferentes motivos. 

La conciliación por la presión puede ser incumplida por alguna de las dos partes, la conciliación cuando no hay un interés sincero por encontrar solución a un problema es casi que imposible a menos que de por medio haya factores que perjudiquen al que incumple.

Cuando no satisface a la parte agredida o mayormente perjudicada, puede acarrear consecuencias inesperadas. No hay necesidad para conciliar de mantener relaciones de ninguna clase y de acuerdo a la conciliación de que se trate.

Hablamos ligeramente de ciertas cosas que atañen al país, como es la perdida de la franja de mar con Nicaragua y detrás se ira la isla de San Andres, porque Colombia no tiene el recurso humanitario para sostener a tan grande población. 

Colombia y los colombianos debemos pensar en mejorar los recursos naturales que tenemos a nuestro alcance y vivir en un país mejor. Somos una gran despensa en crecimiento, que si no esta bien administrada pasara como en la Biblia, cuando el pueblo egipcio se quedo con José como administrador de los graneros y el reino de faraón.

¿Quienes son nuestros administradores? ¿Has pensado tu como vas a sostener tu casa si te encuentras en una situación como la que ha estado pasando Venezuela?

Sabias tu que en una guerra civil hay muchísimos billetes y no hay provisiones para comprar.

"Mi madre ya fallecida hace algunos años, paso por la guerra civil española. Crecí escuchando sobre lo que era el ahorro de provisiones y la buena alimentación. Me relataba unos cuentos que me hacían reír mucho y algunas anécdotas de cuando los carniceros comían gatos. Como eran las diferencias políticas y para mi fue fácil entender todas esas cosas años más tarde cuando leí sobre la guerra de secesión en los Estados Unidos de América. Los estados confederados del sur luchaban contra el norte, debido a que los del norte no querían la esclavitud, eran llamados abolicionistas. (Era una lucha de poderes, debido a que los estados del norte requerían mano de obra barata y así la encontrarían fácilmente, con tanto esclavo liberto). Era el comienzo de la revolución industrial. Así nosotros en Colombia podemos tener consecuencias desastrosas y tener una de las muchas guerras civiles que hemos vivido en el pasado por no conciliar."

La Biblia dice que nos pongamos de acuerdo con nuestros enemigos o adversarios para que no nos lleven ante el juez, no sea que... (Mateo 5:25) De los hechos históricos de la humanidad podemos sacar buenas conclusiones y aprender para poder colaborar eficazmente en lo pequeño y en lo grande.

Por eso te insto a que si tienes rencillas con tus ayudas idóneas, bien sea compañera, compañero, hijos(as) o empleados. para que haya una reconciliación y en caso de que sea conciliación, cumple con tu deber con honestidad y buen tono de cristiano nacido de nuevo, para que la gloria postrera de tu casa, congregación, empresa o empleo sea mejor que la primera. 

Tenemos un país maravilloso en muchas cosas y a pesar de tantas y tantas cosas, podemos ser sembradores no destructores.

Dios te bendiga