El Joven rico y la salvación

El joven rico y su necesidad

He explicado anteriormente esta palabra que se encuentra en el libro de Marcos 10:17-30, debido a que es la palabra de Dios escrita en la biblia y que cada vez que la leemos o escuchamos sobre ella podemos aprender nuevas cosas. 

Cuando el joven rico dice “Maestro  bueno”, no fue un adulador, lo dijo porque lo percibió, sintió la santidad de Jesús.

Jesús conocedor del corazón del hombre, quiso hacerle ver que con buenas obras no se alcanzaba el cielo, porque como le dijo a la mujer samaritana y a Nicodemo, Dios es espíritu y los que lo adoran lo adoran  en espíritu y en verdad.

Otra parte interesante de esta palabra dice que "es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja; que un rico entre en el reino de los cielos", estamos haciendo la salvedad de alguna clase para las personas ricas.

Mucho se ha deliberado sobre el ojo de una aguja y su significado, pero en cuestión de la salvación hay que ser absolutos (nos salvamos o no nos salvamos o sea se obtiene la salvación por gracia o se pierde o no se tiene. En apocalipsis el mensaje a las iglesias dice que no quiere a sus hijos tibios, sino que los quiere fríos o calientes) esta es una comparación parecida a la del ojo de la aguja con el camello, para enseñar sobre la dificultad de salvarse sin la gracia de Dios, es por gracia pero con la doctrina verdadera que la da el conocimiento de la palabra de Dios.

A Dios no le agrada nada con dolor, ni por obligación, cuando renunciamos voluntariamente a lo que no conviene aunque no creamos, pero en fe o por salvarnos de la mano del hombre, ya estamos comenzando el requisito principal.

Todos tenemos derechos y deberes que cumplir y en eso consiste el entendimiento real de la doctrina cristiana que está en la Biblia.  Todos estamos sujetos a obediencia pero ¿A quién obedeces? ¿Cuál es la escalera que quieres para subir al cielo o para bajar al infierno?

Dios te bendiga