La moda y el cristiano

La moda y su influencia en el cristiano

Efesios 5:27 a  fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

La moda es algo que influencia a todos y en todo. Estar de moda es el deseo de todo el mundo, cristianos evangélicos, simpatizantes o no cristianos evangélicos.

La moda abarca muchos conceptos, hay modas en la forma de vestir, calzado, tecnología, autos, cortes de cabello, viviendas y en fin todo lo que se usa casi la mayoría de las veces impulsado por lo que está al día en la moda actual.

No es malo estar en la moda si hay los recursos para ello, lo malo está en poner el corazón en la moda y olvidar los preceptos bíblicos para el vestido y las actitudes generales del día a día del cristiano.

Otra cosa que está sucediendo actualmente en las congregaciones, especialmente en la juventud es su modo de vestir congregacional.

Cuando vamos a una fiesta elegante, muy seguramente nos gusta ir con lo mejor. Eso quiere decir adecuadamente, con vestido largo y si es la ocasión, tacones, joyas y demás. 

Cuando el paseo es a la playa o a un lugar campestre también se usa una indumentaria adecuada, no vamos a ir a bañarnos en el mar con un vestido elegante o con la mejor ropa que tenemos.

Lo mismo si es el campo seguramente gustara verter de una forma muy informal, para cómodamente disfrutar del paseo y así sucesivamente cada lugar tiene una forma de vestirse, especialmente las mujeres que disfrutamos de una serie de opciones en la ropa.

Pero cuando vamos a la iglesia a alabar a Dios, a adorar y presentarle nuestras vidas, también hay una buena actitud para ir vestidos adecuadamente.

Muchas veces las mujeres no tienen en cuenta que para ir a la casa de Dios, debemos ir adecuadamente vestidas. Con ropas sencillas, que no denoten o marquen las formas más exuberantes del cuerpo y así no distraer a los demás en el momento del servicio.

No quiere decir que se vaya a ir mal vestidas o con ropas viejas, pero si con ropas adecuadas para un servicio agradable a Dios y para que aquellas personas con las que vamos a estar en koinonia se sientan agradadas y felices de vernos, sin ser tropiezo para nadie.

Esto no quiere decir que somos hipócritas como decía una vez alguien, que si entonces en la calle vamos a vestir de una forma y en la iglesia de otra. No, lo que vamos a hacer es ir bien bonitas, elegantes y con alegría a ofrecer nuestro sacrificio agradable a Dios. Así como a una fiesta no se va vestida de forma inapropiada o a una cena elegante mal vestidos, a la casa de Dios debemos ir bien vestidos hombres y mujeres.

Otra moda son los teléfonos y artefactos electrónicos que interrumpen a cada momento el servicio e impiden la concentración.

Podemos dejar un mensaje a todos nuestros amigos o familiares que todas las semanas de tal a tal hora estamos ocupados con nuestro Dios y es la persona más importante para nosotros y no queremos que nos llamen a esas horas específicas. Eso es educación, eso es amor a Dios, eso es respeto.

Muchas veces la moda es una forma que utilizan muchas personas para ser aceptados, creen que si visten a la ultima moda, que si tienen mejores cosas y de marca, van a recibir la aceptación que quieren. 

Zacarías 3; 4, 5 Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala. 5 Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie.

Las vestiduras son símbolo de limpieza y como vemos el ángel mando a quitarles las vestiduras viles a Josué y lo vistieron con nuevas vestiduras. Así Dios nos quita las vestiduras viles y nos da nuevas y limpias vestiduras cuando recibimos a Jesucristo en nuestra vida y tenemos un nuevo nacimiento.

¿Te has preguntado cuantas veces has ido con corazón alegre a buscar en tu armario la mejor ropa y la más adecuada para ir a la casa de Dios? ¿Cómo te has sentido al mirar a otra persona vestida de forma inadecuada o haciendo cosas como hablar por el móvil en la iglesia?

Si tienes algo para compartir que hayas observado en tu congregación y puedes aconsejar a otros, recibimos tu comentario.


Dios te bendiga