Manos con destellos de perfección

La mujer y la bendición de Dios

La importancia de las manos es algo excepcional en la vida de las personas que tenemos ese recurso divino. No vamos a hablar de aquellas personas que por cualquier circunstancia carecen de ellas o de una de ellas.

Las manos son bellas, algunas son de largos dedos y muy hermosas por el cuidado que se les da, otras son muy delicadas, algunas más son bastas y llenas de callosidades, pero que bendición tan grande son las manos usadas para el bienestar de todos, especialmente de la familia propia.

En proverbios 31 hay un versículo que nos habla de la mujer perfecta. Esta alegoría dice muchas cosas buenas de la mujer que Dios desea, observando en la parte que está en el verso 31:18 Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. Vemos que a Dios le agrada la mujer que ayuda en los gastos del hogar y los hijos cuando hay la necesidad.

La biblia tiene cubiertos todos los ángulos de la vida del hombre en general. Aunque las mujeres ocuparon durante muchos siglos lugares inferiores y fueron maltratadas y abusadas en todos los aspectos de la herencia, trato social y más; esto no quiere decir que Dios estaba o está de acuerdo con estas cosas.

Las mujeres tenemos una inteligencia y capacidad para los negocios, el trabajo y mucho más, que en ocasiones sobrepasa la del hombre, debido a las condiciones biológicas del hombre y a su carnalidad, generalmente no se capacita para desarrollar un papel importante en la sociedad la mayoría de las veces.

La prioridad de la mujer va cambiando con las edades y las mujeres inteligentes entienden que así como las herramientas tienen un uso en particular y a veces pueden ser usadas en labores para las cuales no fueron diseñadas por las emergencias o necesidades del momento, así también el hombre y la mujer tienen un diseño pre-establecido por Dios y somos el complemento del hombre, para descanso del hombre y viceversa.

Las cosas han ido cambiando tan rápidamente en la sociedad actual, que los papeles de hombres y mujeres han sufrido gran confusión. La identidad de las personas se ha ido perdiendo en la modernidad de la fantasía de la cibernética y otras cosas que dañan el entendimiento de las personas, saber que hombres y mujeres tenemos un deber que cumplir y la prioridad de una mujer en cada tiempo de su vida es cumplir con el deber que se tenga.

Identidad para mi es saber que soy una mujer y que puedo competir con los hombres o con mi compañero y esposo o puedo hacer una vida paralela a la de él, enriqueciéndome con actividades que sean propias para mi concepto personal y satisfaccion.

No debemos ser como enredaderas en la vida de los demás, no debemos querer ocupar el lugar de los demás. No debemos hacer muchas cosas, debido a que no tenemos que probarle nada a nadie. Debemos establecer formas de vivir armoniosamente con el entorno en que nos desarrollamos y crecer espiritualmente y socialmente, pero como mujeres.

Antiguamente las mujeres o no tan antiguamente, sino tan solo hace unas dos décadas más o menos las mujeres teníamos que conformarnos mayormente a ser amas de casa, secretarias ejecutivas y una serie de estereotipos que definían a la mujer.

Los hobbies más comunes eran la cocina, costura, tejer, bordar, etc., y como siempre buscamos los extremos ahora resulta que las mujeres les avergüenza ser mujeres y cuidar los hogares, especialmente los hijos.

Es una gran carrera que se quiere correr de cualquier forma, son estigmas que nosotros mismos imponemos a nuestras vidas. Ahora se quiere eliminar la identidad sexual de hombres y mujeres, eso no está bien de ninguna manera.

Siempre ha habido casos de homosexualismo, hermafroditismo, etc., en el caso de los órganos sexuales de ambos sexos y si nos detenemos a mirar también ha habido siempre casos de todas clases de discapacidades físicas o neurológicas que los padres tratan de encontrarle soluciones, siempre ha habido personas ignorantes y de mal gusto que se burlan de los discapacitados más no incapacitados.

Jesucristo pago el precio por todos y cada uno de nosotros, una sola vez en la cruz del calvario, pero por los que lo recibieron y reciben como Señor y salvador personal.

Aquellos que necesitan recibir a Jesús en su corazón únicamente pueden ser rescatados y salvos cuando el amor incondicional de un cristiano, un conocedor de la palabra de Dios, interceda sin desmayar por esa persona que no ha obtenido la salvación y está en pecado de muchas formas.

Hay incapacidades del alma que no pueden ser restauradas en esas o cualquier otra clase de persona, debido a la carencia de amor. El amor y las manos que Dios da a las madres no únicamente para hacer los oficios más bajos, sino también para exaltar su realeza, su condición de santo, tres veces santo y para demostrar que ningún dios de este mundo puede lograr lo que nuestro Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo logra hacer cuando sus hijos obedecemos.

¿Para qué usas tus manos? ¿Para bendecir o para maldición de tu casa? para trabajos honestos así sena humildes o para cosas que dañan tu entorno y demás personas. Hoy en día las mujeres pueden elegir si quieren parir o no, puede elegir quedarse en el hogar o salir a trabajar, hacer cosas que no podían ni soñar hacer las mujeres que nos antecedieron.

¿Estas capacitada para ocupar el lugar que estas luchando por obtener? ¿Piensas en tu conveniencia y ambición personal o estás pensando en el futuro de las naciones y tus nuevas generaciones?

No podemos dejar de vivir la vida de la mejor manera y con la comodidad que podamos alcanzar, la Biblia nos enseña que debemos hacer una cosa sin dejar de hacer la otra. Una cosa es nuestra vida y otra cosa es el futuro de las naciones.

Dios te bendiga