Responsabilidades de los cristianos

¿El cristiano es un ciudadano aun cuando este separado para Dios?

Si, el cristiano es un ciudadano normal que debe cumplir las normas y leyes gubernamentales del lugar donde tiene su residencia. El apóstol Pablo dijo en Romanos 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 

Y sigue todo el capitulo explicando las ordenanzas al respecto en el verso 10  dice: 13:10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.  

Sabemos que la injusticia existe y que las reglas tienen excepciones y la misma Biblia en proverbios nos habla de los malos gobernantes.

La única excepción que yo encuentro es que no debemos  utilizar la iglesia con fines políticos o de cualquier clase de cosas que sea diferente de las cosas de Dios. Recordemos como Jesús saco a los mercaderes del templo en Jerusalén y dijo en Marcos 11:17 Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? Mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

Un deber del ciudadano es saber lo que pasa en su ciudad, en su país, informarse, colaborar con las obras que beneficien a la sociedad para un bien común. En el caso de los ministros cristianos ellos hacen una labor loable con el pueblo de Dios, ayudando de diferentes formas a las personas, en capacitaciones, económicamente y de varias formas de acuerdo a la capacidad de la congregación.

Muchos problemas acontecen en el país y nosotros los cristianos con nuestras oraciones tratamos de solucionar los problemas del país. La oración tiene dos partes, orar y accionar.

Accionar es actuar en fe, es hacer las cosas creyendo que la recompensa la recibiremos a su tiempo de Dios. Unos son llamados a servir a las comunidades necesitadas, otros a la visitación de cárceles y enfermos y otra gran cantidad de situaciones que requieren colaboración, respaldo y mucho amor.

No debemos limitar a Dios, queriendo actuar  en lugar de Él y a favor de Él, no hay necesidad. Si creemos en un Dios perfecto, grande, maravilloso, que todo lo puede, querrá el que nosotros hagamos las cosas a la fuerza, contra de viento y marea como se dice.

"Yo no lo creo y cuando me he visto enfrentada a retos que salen de mis capacidades para actuar, he orado y le he dicho 'Señor si es tu voluntad abre esa puerta cerrada' si la abre hay voy adelante, si no, me retiro y sigo mi labor, confiando que Él tiene a la persona adecuada para ello. Hace algunos años luche durante mucho tiempo por un trabajo con las personas menos favorecidas, especialmente los niños. Por mucho que quise hacer una buena labor y hacerla crecer, no pude, le oraba al Señor y lloraba, pero nada. Hoy en día la respuesta me llega por medio de una linda hermana que es mi amiga personal y que tiene esas capacidades que quizás no eran las mías para hacer una excelente labor en ese medio. Esta para ayudar a muchas personas y cuando me cuenta como crece la obra y como por medio de los alimentos que llevan, atrayendo al comienzo a las personas, ya quieren cultos para alabar y aprender sobre Dios y la oración. Tienen hambre pero de la palabra de Dios, ya vieron el milagro de que sus estómagos se llenan los sábados con las ollas de comida que ella y otros hermanos preparan y llevan con mucho amor para ayudar un poquito a ese sector deprimido de la calle. Para mi es una respuesta a las oraciones que durante mucho tiempo hice para que el Señor tuviera misericordia. Es una respuesta para fortalecer mi fe y darme cuenta que en el tiempo de Dios todo es perfecto y lo que es de Dios permanece".

Esto me trae a la mente el problema de la violencia en Colombia. Durante años el pueblo de Dios a orado reprendiendo toda clase de espíritus inmundos de muerte, derramadores de sangre y mucho más.  La bendición se estaba dando de una forma muy linda, pero el enemigo no quiere la paz, quiere la guerra y la muerte. Por está razón los esfuerzos deben continuar y debemos recordar que muchas personas se insertaron de forma voluntaria a los grupos alzados en armas, pero muchos lo hicieron forzados y esto no quiere decir que estén exentos de problemas o que sean buenos.

Un reinsertado es una persona que requiere aparte de vigilancia de parte de las autoridades, cuidados especiales en el sentido de que necesita re-aprender a comportarse en sociedad. Aprender verdaderos valores comunitarios, aprender a manejar sus emociones y carácter fuera del entorno de violencia al que esta acostumbrada y muchas cosas más. 

Por ejemplo quizás sea analfabeta y deba aprender a leer y escribir, aprender como tratar una mujer de ciudad en el caso de los hombres y viceversa las mujeres,  aprender a manejar el rechazo por su condición de reinsertado y todas estas cosas requieren tiempo.

Aparte del tiempo que necesitan personas pacientes, amorosas y que les den buen trato a pesar de sus condiciones de reinsertado. No todas las personas tienen una vocación o capacitación para lidiar con estas personas, ejerciendo autoridad cuando se requiera o aflojando cuando también se necesite.

Como vemos hay muchas áreas de la vida en nuestro país, en las que se necesita la colaboración de los cristianos. Hoy hacemos una labor con personas que no conocen de Cristo, que no quieren escuchar la palabra que llevamos, pero con el servicio y buena voluntad, mañana pueden ser nuevas criaturas, con corazón agradecido para servir a Dios y al hombre donde Dios lo disponga.

La humildad de corazón es importante en los cristianos, el expresarnos desagradablemente sobre cualquier tema, puede ser causa de tropiezo. Por eso debemos pedirle a Dios sabiduría para dirigirnos a los demás y exponer temas delicados que nos interesan como colombianos. Como personas que queremos ver la prosperidad de nuestra nación y nuestras futuras generaciones.

Fallamos, menguamos en ocasiones, nos equivocamos también en algunos conceptos muchas veces o quizás no todos están de acuerdo con nosotros y nos critican,  murmuran, señalan, pero Dios es fiel y si nos llamo, también nos respalda.

Debemos recordar que las personas o grupos de personas que hacen una buena labor entre los necesitados, aquellas que realmente le meten el hombro a la necesidad de los que conocen, son desconocidas, porque la Biblia en Mateo 6:3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 

Muchas veces es imposible ignorar lo que hacen las congregaciones y personas en particular, aunque no sean de nuestra denominación. Podemos poner nuestro granito de arena de la forma que Dios nos inste a involucrarnos, porque de lo que sembremos vamos a cosechar al ciento por uno, principalmente teniendo un entorno de paz y bendición.

¿Como piensas tu, que colaboras que con tus hermanos en Cristo en las labores que realizan? ¿Te dejas llevar por tus buenos deseos y apoyas a aquellos hermanos que realizan tales labores'

Dios te bendiga








Instruye al niño...

¿Quién no ha escuchado repetitivamente este proverbio?

Proverbios 22:6 Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Si eres evangélico y te congregas regularmente en una iglesia evangélica es imposible que no te hayas aprendido este proverbio.

La palabra se vuelve rema en nuestras vidas cuando la usamos en el momento preciso y recibimos el milagro que esperamos, reclamandosela al Señor. (Reclamar es pedir algo con todo el derecho) Podemos reclamar al Señor en momentos de necesidad, cuando hemos cumplido con un precepto bíblico y vemos que el enemigo quiere devorar esa labor.

"Este versiculo lo escuche durante muchisimos años de congregarnos en familia mi esposo, mis dos hijos y yo. También lo utilice en la enseñanza que daba en las reuniones infantiles Bíblicas y en los grupos familiares enseñando la palabra a los niños. Tengo una experiencia preciosa con respecto a una madre que me dio testimonio referente al versiculo biblico. Me explicaba que cuando una de sus hijas tuvo un problema muy grave en su vida personal, debido a que estaba apartada del Señor. Un día en la iglesia  escucho este versiculo y comenzó a reclamarle al Señor esta palabra. Me dijo: 'Le hablaba diariamente al Señor diciéndole: mi hija fue instruida en tus caminos padre, en el nombre de Jesús yo te reclamo esa palabra, tu eres fiel, bendicela y que no se aparte de tus caminos nunca'. Dios tuvo misericordia y cumplió la promesa, ceso la tormenta. Por cuanto le fue fiel durante toda la niñez y juventud de su hija, llevándola a la escuela dominical y las actividades de la iglesia fue restaurada y bendecida".

Es un hecho que los jóvenes que se desvían o se quieren desviar del camino de la bendición de Dios y tienen firmemente arraigada la palabra, si hay una firme intercesora o intercesor que en su búsqueda de liberación, sea pertinaz con el Señor, el tiene misericordia y ayuda a esas personas. 

No quiere decir que no tenga misericordia del que no ha sido instruido en sus caminos, pero en ocasiones las personas que Dios rescata no se afirman en la palabra, en congregarse, alejarse de las malas compañías escuchando el consejo de sus padres espirituales (no es uno solo, es la congregación entera la que tiene responsabilidades con los recién convertidos y los débiles en la fe).

La importancia de la palabra de Dios, su aprendizaje, de tanto repetirla y escucharla, grabada en nuestros corazones, es primordial para vivir una vida llena del gozo del Señor. 

Los versículos bíblicos claves son muy importantes, porque el Espíritu Santo no se da por medida, la medida la pone cada cristiano cuando limita su aprendizaje de Dios y su bendita palabra. El Espíritu Santo de Dios nos la trae a la mente en el preciso momento de la bendición para que la usemos como arma, como espada de dos filos, para atacar las asechanzas del enemigo; como hizo Jesús en el desierto, después de los cuarenta días de ayuno, utilizo la palabra con Satanás y lo vencio.

Con la palabra de Dios hacemos retroceder al enemigo, bendecimos y al mismo tiempo maldecimos. Por eso es importante aprender los rudimentos de la fe, para no caer en vicios espirituales y por ende en pecado de muerte. 

El niño de hoy, es el hombre del mañana. Debemos ser cuidadosos en sus enseñanzas bíblicas y seculares. Los hijos son la herencia de Dios en la tierra para los padres y la Biblia tiene instrucciones preciosas para nosotros y todos los padres en general. 

Dios te bendiga

¿Terminar la secundaria sin saber leer y escribir?

   Latinoamericanos y demás países del mundo

Leyendo un articulo en la revista digital Semana.com (http://www.semana.com/educacion/articulo/unesco-niveles-de-lectura-en-america-latina/541971) sobre la comprensión lectora y el porque los latinos no alcanzan un nivel básico y completo sobre lecto-escritura, me di cuenta que se habla sobre generalidades sin entrar al meollo del asunto.

El meollo del asunto como decía mi madre es el punto clave del problema. Este problema abarca varias situaciones dificultosas, que incluyen primeramente a los padres y maestros. No solo en Colombia, también en Europa, principalmente en España que es la promotora del idioma español.

El colegio en el nivel que este, debe encargarse de enseñar, no de resolver los problemas de los padres. Los problemas de los alumnos en sus hogares deben quedarse en ellos. Los maestros pueden colaborar con los padres de familia en privado y sin involucrar a los niños. (Es un defecto de carácter preguntarle cosas a los niños para enterarse de la vida familiar y privada del niño). 

Hoy en día hay una cultura de no respeto, de compartir todo con los niños y jóvenes sin ninguna clase de discreción. La profesión de maestro se ha degradado al punto, que aquellos maestros que inspiran respeto, son confundidos por los alumnos con malos maestros, malgeniados y un largo etc., que no debe existir en nuestro vocabulario de padres.

Los maestros hoy en día, en su gran mayoría no tienen en claro su vocación. Ser maestro es un status de seguridad laboral, un estilo de educación que va a ayudar a los menos favorecidos socialmente, a tener una profesión,  mejor educación y poder ser respetables,    esto debe ir acompañado de una verdadera vocación de servicio, de amor a los niños y jóvenes.

Los deberes de los maestros es enseñar en las horas de clase, ayudar a los niños y jóvenes a canalizar su energía en el estudio, el aprendizaje del idioma, del entorno y de otras cosas en las cuales no se debe profundizar tanto, pero si con énfasis en que aprendan lo que son las letras.

"En mi caso personal tuve la gran fortuna de estudiar en el Kindergarten Amira de la Rosa, mis primeros años de vida y a pesar de que en aquellos primeros años el estudio para mi fue algo muy malo y fuerte, debido a mi discapacidad para escribir. Iba a ser zurda, soy zurda en mis actitudes, menos en mi escritura, gracias al tiempo escolar y extra que me dedico Tica Arrieta, para enseñarme a leer, escribir y aprender los números de una forma muy pulcra y con la educación de aquellos tiempos. Sin golpes de reglas, sin malos tratos, pero con firmeza y sentada en el pequeño escritorio mirando la pared y con el cuaderno escribiendo planas y aprendiendo que azúcar se escribe con tilde en la u. No se realmente y todavía no comprendo el porque de tanta dedicación de esas maestras por el pueblo colombiano. Su amor a la enseñanza y su cortedad para lo social. Hermanas de Amira de la Rosa, mis recuerdos me llevan a haber conocido en obra negra el teatro Amira de la Rosa, gracias al orgullo de Regina Arrieta, por el reconocimiento de está ciudad a una mujer que aunque sirvió a su país, especialmente a esta ciudad a la par de toda su familia, casi nadie tiene recuerdos de ellas. También gracias a mi madre, una mujer que con su trabajo honesto, desvelos, sueños y a su inquietud para que sus hijos estudiaran, siempre nos decía: Estudien, aprovechen el tiempo, del ignorante todo el mundo se aprovecha. Yo no pude estudiar debido a la guerra civil española y falta que me ha hecho. Esa era su cantinela constante y cuando aun mayores y ya con hijos veía que queríamos estudiar cualquier cosa, nos apoyaba. Fueron cinco años de los 7 a los 12, en los cuales se fundamento mi amor por la lectura, una pulcra escritura y un vasto conocimiento del idioma español. Falto un poco de disciplina para aprender a ser una buena ama de casa, debido a que me tenían mal acostumbrada a servirme el plato en la mesa, Amalia y Mercedes Arrieta nunca me mandaron  llevarlo a la cocina cuando terminaba de comer. Fueron buenos años de estudio y holgazanería, me ayudaron a entender que debemos ser amas de casa para atender los hogares, pero no centrarnos en ello para ayudar al mundo a girar mejor."

Entorpecer a los maestros en su labor para que crezcan y aprendan a la par que los padres no es malo. Lo malo es quedarse callados y dejar que la mala educación, la ignorancia, el desconocimiento dañe la sociedad.

Los colegios son lugares de protección, los niños y todos los que están en los planteles escolares deben sentirse a salvo, resguardados y con seguridad en los lugares de estudio. No importando el niño y el problema familiar, está en los profesores tener la sabiduría necesaria para no discriminar y colaborar con la educación de los niños sin distingo de color, credo o nacionalidad.

No solo el blanco discrimina en ocasiones, las personas de color también discriminan y algunas veces padecen de racismo.

El estado es el encargado de supervisar por medio del Ministerio de Educación la labor de colegios y maestros, pero un ente solo dicta leyes, solo vigila en los momentos de denuncias y escándalos, tienen funciones muy diferentes a la de educar niños y jóvenes. 

Ellos no están en las aulas, ellos administran el presupuesto de la educación y nombran maestros y funcionarios, por tanto cada persona en particular debe tener un compromiso de cultura, de educación y de no aceptar personas sin capacidades para enseñar a sus hijos.

Debemos ser capaces de ayudar a entender a otras personas, que aceptar las limitaciones del entorno económico no es tan malo, lo malo es centrarnos en el, para dejar a nuestros hijos en nuestras limitaciones y que sigan el mismo camino de ignorancia y falta de crecimiento humano, social y cultural.

El estudio para las personas menos favorecidas, no debe ser aburrido, no debe verse como una esclavitud y estudiar edifica el carácter, ayuda a los niños a conocer lo bueno y porque lo malo no se debe practicar.

Quizás haríamos algo bueno, sacando del tesoro de nuestros mejores años de estudios, herramientas no tecnológicas y más humanas que fortalezcan la vida actual y alejen a los niños y jóvenes de los vicios.

Vicio no es únicamente la droga, el vicio del juego causa igual o peores estragos, debido a su aceptación social. El licor, las compras compulsivas que ayudan al consumismo y a enriquecer a los comerciantes y dañar la salud y el entorno de todos, son igual de perniciosos y graves que las drogas. La mentira y el engaño es todo un arte que requiere practica y que se está volviendo una costumbre social practicada por todos.

Seria bueno que recordáramos la ayuda idónea que es la Biblia, la palabra de Dios hace todo un reconocimiento a la ignorancia en Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Dios se olvida de nosotros, cuando dejamos de explorar nuevos caminos de bendición para nosotros y nuestras generaciones. Dios quiere personas que entiendan las maquinaciones del diablo para robarse la bendición del hombre.

Dejar de educar a los que no tienen nuestra denominación, a los que no tienen nuestras creencias es faltar al propósito de Dios para nosotros y la humanidad en general.

El idioma español es una riqueza inagotable, es fuente de poder para enseñar si se estudia diariamente, es una fuente ilimitada de comunicación usada adecuadamente.

Casi el 100% de la población mundial tiene discapacidades, debido a las familias disfuncionales, los cambios climáticos, la violencia intrafamiliar y política, la destrucción del entorno y falta de alimentos adecuados, consumismo de drogas y alimentos chatarra.

¿Piensas en todas estas cosas y como solucionarlas para tener una mejor convivencia? ¿Has pensado que estudiar es una solución a muchos problemas sociales actuales? ¿Cuales son tus inquietudes a todas estas preguntas?

Dios te bendiga 





Los saqueadores anónimos

Los saqueadores o ladrones de tus tesoros

Cuando tenemos una vida espiritual y material rica, hay saqueadores que quieren llevarse o dañar nuestros tesoros.  Saqueador es aquel que tiene como profesión robar, desvalijar.

La Biblia tanto en el Nuevo Testamento, como en el Antiguo Testamento nos advierte sobre estos ladrones o saqueadores que se encuentran a la expectativa de los cristianos desapercibidos para robar sus tesoros.

Juan 10:10  El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 

Vemos que nos advierte sobre ese ladrón y nos recuerda que Él nos da vida en abundancia.

Esta vida en abundancia que recibimos de Jesús incluye prosperidad material, la familia, los amigos y hermanos en Cristo, las alegrías y todo lo que tenemos en la vida y nos da felicidad de acuerdo al medio en que nos desarrollamos. 

El Antiguo Testamento nos habla del rey Ezequías, su imprudencia al mostrar  su casa, los tesoros nacionales y todo lo que tenia de valor a los babilonios (2 Reyes 20:12).

Las consecuencias de esta actitud impulsiva, orgullosa, llena de vanagloria humana, mostrando las riquezas; fue funesta para el futuro de su descendencia y el reino. 

Todavía más necia fue su actitud al pensar que eso acontecería en un futuro, cuando el ya hubiera muerto.

Una actitud que tienen muchos padres y personas en general. Pensar que ya no necesitan o no van a ver, por tanto no importa lo que suceda. Es una falta de humanidad, de valores hacia los recursos y prosperidad que Dios nos da.

Así como recibimos o nos hubiera gustado recibir de nuestros padres y antecesores, para vivir tranquilos, en bendición, prosperidad, sin guerras, haciendo labores descansadas. También debemos tratar de dejar una mejor provisión y que cuando ya no estemos nos recuerden como personas honestas, llenas de valor y confianza, que transmitimos muchas cosas buenas que van a ser de utilidad no solo para nuestras generaciones, sino para todos en general.

El altruismo es algo olvidado, muy poco practicado y no hay muchas personas que sean capaces de ahorrar para poder ayudar a otros.

Algunas personas son como los babilonios, entran en los hogares, en las economías de los demás para ver como roban sus tesoros. Para ver como dañan las siembras y que las cosechas sean muy escasas.

No les gusta que las personas prosperen y les encanta el brillo ilusorio de las cosas que no aprovechan. Les gusta sobresalir por sus atuendos, en sus gastos excesivos, utilizando tecnología muy avanzada, lucrándose de los demás sin ningún pudor o temor.  

Lo más importante de estas cosas que nos enseña la Biblia, es aprender lecciones de vida, lecciones que podamos aplicar y nos ayuden a perseverar en el camino de la bendición.

Pedir a Dios que quite la ceguera espiritual de todos, aun de nosotros los cristianos que nos dejamos llevar por el lujo excesivo y riquezas que no aprovechan en muchas ocasiones.

Nuestra verdadera riqueza debe estar centrada en la bendición de Dios para cada uno de nosotros. Invertir en recursos que nos den alegría y bendigan a nuestras familias.

Atesorar dinero en un banco, en joyas, en lujos inútiles en los hogares nos hace más avarientos. Invertir racionalmente en las cosas que nos son necesarias, en la educación de los hijos, en alimentos saludables, en suplir las necesidades presentes y futuras es mejor y da un rendimiento inagotable.

Es muy bueno tener comodidad, cosas que nos ayuden a vivir de una forma agradable, sin preocupaciones económicas y con salud. Aunque más importante es la bendición de Dios y la salvación de nuestras almas. Irnos con el Señor el día que tengamos que partir y decir como dijo el apóstol Pablo en 2 Timoteo 4:7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

Dios te bendiga

Sana doctrina y milagros

Los milagros y el conocimiento

La sana doctrina no tiene que ver con los milagros. Los milagros los realiza Dios de diversas maneras y especialmente conocemos al Señor y comenzamos a encontrar su presencia constante en nuestra vida a causa de un evento milagroso que vivimos, gracias a la necesidad en un momento de dolor y angustia de cualquier clase.

Podemos estar en errores doctrinales, tener falta de conocimiento, pero cuando hemos recibido un milagro de parte de Dios, esto es lo que nos mueve, lo que mueve a los cristianos a esa búsqueda constante de Dios en su vida. 

Es muy diferente el cristiano de nacimiento, que desde pequeño conoce a Dios y regularmente se congrega. aprendiendo los rudimentos de la fe a aquel cristiano que gracias a la misericordia de Dios y al milagro que le realiza, comienza una búsqueda y aprendizaje de Dios y su palabra llena de fe.

"Mi vida cristiana comenzó en el momento de la urgencia y necesidad de salud de mi hijo mayor y más adelante de mi segundo hijo, que fue sanado por el Señor de un tipo de cáncer muy agresivo con apenas quince meses de vida. En aquellos momentos fueron situaciones muy difíciles para mi, debido a que el centro de mi vida y de mi esposo eran nuestros hijos. Ellos nos han mantenido unidos en nuestra vida familiar de una manera muy fuerte, hemos salido adelante con mucho esfuerzo gracias a ellos y nuestro deseo de verlos saludables y felices. Dios lleno todas mis expectativas en las peticiones por mis hijos, me ha ministrado poderosamente, me ha levantado de muchas situaciones y dolores a lo largo de los años en que lo conozco y creo que para mi el día de la separación con Dios y su palabra no va a llegar nunca. Aunque sea de una forma muy particular, no sea la tradicional en algunos aspectos, mi admiración y respeto es para aquellas personas que le sirven sin decaer. Que a pesar de los contratiempos y las circunstancias, siempre van a volver su mirada a Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo". 

Es importante aprender lo que se llama doctrina, y para ello es necesario comenzar paso a paso en una congregación en la que Dios y nosotros queramos estar.

Es importante que las personas se sientan cómodas y acogidas en las congregaciones. Queridas y respetadas, sientan que las personas que las dirigen respetan sus valores, sus derechos, tengan en claro la forma de ayudar de muchas maneras a las ovejas.

En ocasiones hay mucha confusión con respecto a temas que no tienen que ver con la vida personal o económica de las personas. Temas espirituales que los pastores y los ministros que la dirigen deben enseñar y al mismo tiempo las ovejas deben entender que hay limites para lo que la iglesia puede hacer.

Dios no tiene limites, pero el verdadero Dios, ejemplo de esto es cuando estamos llenos de problemas y queremos soluciones verdaderas. Estas soluciones las podemos encontrar por medio de los ayunos congregacionales (el poder de Dios se mueve poderosamente donde hay dos o tres dice la Biblia, imaginemos cuando hay mas de 10 o 20) los servicios de oración, no siempre vamos a estar en ayuno para orar, también practicando las diferentes formas de disciplinas espirituales de las que nos habla la Biblia con respecto a nuestro diario vivir.

La parte que corresponde al cristiano en general es saber que cada vez que abandona a Dios, esta volviendo al mundo y alejándose de Él, al mismo tiempo que retrocede y pierde muchísimas de las bendiciones que Dios le ha concedido en el tiempo de búsqueda y entrega a Él.

Los ministros, los servidores del Señor, como cualquier hijo de vecino necesita vacaciones, descanso mental, soltar todo y volver al ministerio con más fuerza cuando se requiera. En ocasiones hay que dar pasos de fe y saber que debemos confiar y descansar en Dios, para poder alcanzar nuevos niveles cambiando de lugar y escuchar la dirección de Dios para crecer personalmente, para Dios, para nosotros mismos y emprender caminos no trillados, caminos sin explorar.

Muchos ministerios se queman como se dice vulgarmente, porque no son capaces de soltar lo que tienen y sentarse en la soledad de una silla a esperar que Dios hable y como buen patrón, como dueño de la obra, diga:"Soy Todopoderoso y por eso puedo hacer cosas que no te explicas, pero que necesito hacer para que mis hijos estén más cerca de mi y tengan tiempo para aprender cosas que ojos no vio y oídos no escucho, esas son las cosas que tengo preparadas para ti"

Que lindo que Dios nos pida muchas veces cosas que parecen locas, irrealizables o por el contrario nos diga, todavía te falta tiempo para salir a recibir los cambios que tengo para tu vida.

Lo único de lo que podemos estar seguros es que aquel que pesa nuestras obras, aquel que conoce nuestra vida espiritual, lo que amamos, necesitamos o podemos dejar, sabe que es lo mejor para cada uno de nosotros y renunciar a veces es necesario para poder recibir con madurez y aplicación lo que Dios tiene para nosotros.

Dios es Dios de cambios, Jesús le hablo a Nicodemo, le dijo:  El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Creo el viento, las aguas, el cielo, la tierra y todo lo que existe, quiere cambios para nuestras vidas, cambios para mejor, para bendición y cuando llega el momento el nos los hace saber.

¿Cuanto tiempo hace que no escuchas la voz de Dios en tu vida? ¿Has pensado si en realidad estas aprendiendo lo suficiente de su palabra o te has quedado en la sola lectura?

Dios te bendiga







Sabiduría de los Proverbios


Fugacidad de la belleza femenina

El libro de proverbios nos dice en el capitulo 31 versículo 30 

Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; 
La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. 
 
Este capitulo esta dedicado a la mujer, nos habla de muchas cosas que todavía hoy en día podemos aplicar en nuestra vida diaria. Aunque parezca increíble hay muchas mujeres de sus hogares, son buenas madres aunque a veces parece que fallaran en el intento, que trabajan calladamente para ayudar a mantener el hogar y le sirven a Dios en muchas áreas de sus vidas.

No todas las mujeres andan medio desnudas, mostrando tatuajes y viviendo vidas de película, que atraen a muchas jovencitas al libertinaje, las drogas y muchas cosas más.

Las mujeres tenemos fama de muchas cosas buenas y malas, algunas son razonablemente ciertas y otras mentiras infundadas que con el tiempo son como las historias urbanas, que van de boca en boca y se convierten en una realidad de la cual todos hablan.

Aunque nos moleste, nos de ganas de parecernos a ellas, no lo digamos muchas veces, todas admiramos a las mujeres famosas y hermosas que hay en el mundo. Últimamente la realeza a desplazado a las estrellas de la música, el cine y la televisión, con sus estilos elegantes y modernos, al mismo tiempo que son discretos, resaltando los mejores atributos de ellas.

Yo me quedaría con la reina Letizia por sus atuendos y atrevidos looks, que la hacen lucir como una ejecutiva moderna, sin edad definida. La esposa del príncipe de Inglaterra también es una mujer moderna, bien vestida que puede competir fácilmente en la carrera de la moda de las más famosas en todo el mundo. 

Podemos llenar paginas hablando de las familias reales cercanas como la de Mónaco, que a pesar de las lindas y privilegiadas princesas con las que cuenta, no tiene el mismo brillo de cuando estaba en vida la Princesa Grace de Mónaco (q.e.p.d.).

Quizás también aquellas que guardan su admiración para la ex- primera dama Michelle Obama y sus hijas, y porque no, para las mujeres de la familia del actual presidente de los Estados Unidos. 

Superficialmente las conocemos, las vemos en la televisión, en las revistas de moda, Internet y todos los medios de comunicación que se encargan de mostrarlas en los eventos sociales a los que asisten regularmente.

Quien no querría estar un instante en el lugar de alguna de ellas, para deleitarse con la admiración del mundo entero. O siquiera pertenecer a sus séquitos de empleados para conocerlas y ganar montones de dinero trabajando para estas personas.

¿Quien las juzga? La opinión pública se encarga de ello, las personas que leen sobre ellas, que están cercanas a ellas. No es fácil estar en la mirada de tantas personas toda la vida, si es una niña como cuando es una jovencita, ni que decir cuando se casa y así sucesivamente, hasta que mueren llenas de años y desgastadas de tanto escuchar hablar sobre ellas mentiras y verdades, como sucedía con la finada Duquesa de Alba.

Así en nuestro entorno hay mujeres que sobresalen por diferentes causas y parece que nunca son perdonadas por haber nacido, por haberse desarrollado de una manera u otra. Criticadas, maldecidas o bendecidas y amadas en exceso.

Quizás las mujeres deberíamos ser más solidarias unas con otras, apoyarnos más en la vida diaria y recordar o comprender la misericordia de Dios con cada una de nosotras.

En mi caso personal me conformo con tener una vida tranquila, saber que mis hermanas en Cristo oran por mi en la necesidad, cuando Dios las insta a hacerlo y que puedo entrar y salir sin que nadie me interpele con una cámara o ande revoloteando a mi alrededor esperando cualquier cosa que lo haga famoso ante el mundo por haber tomado un instante perfecto de mi vida o la caída más absurda y tonta en un instante muy importante.

Esta es la realidad de esas famosas mujeres y como yo, muchas debemos dar gracias a Dios de vivir pacíficamente, cumpliendo o tratando de cumplir los deberes que tenemos para agradar a Dios. 

El proverbio dice que engañosa es la gracia y vana la hermosura, seremos alabadas por nuestra obediencia, temor y amor a Dios. 

Engañosa es la gracia cuando la utilizamos para el mal, pero Dios da gracia a sus hijas, sean las más hermosas o las más sencillas mujeres y se vuelve vana, vacía, inútil la hermosura cuando no se le agregan otras cosas como un carácter cristiano, una buena educación, tareas que enseñen, ilustren y ayuden a formar mujeres de bien, sin importar lo bonitas o perfectas que sean físicamente.

Mujeres que aunque se equivoquen en algunas etapas de su vida, retomen el camino y puedan convertirse en vasos de honra para Dios y sus familias. La juventud es para equivocarse, caer y levantarse, ya lo dice el rey David en uno de sus salmos, pidiéndole perdón a Dios por sus pecados de juventud.

Aquella mujer perfecta, que nunca en su vida dio un traspiés, lo somos todas, debido a que los errores de cada quien los resuelve cada persona acorde a su situación y deseos. Lo que es un principio de buena educación que se aprende desde muy niñas.

"Esto me hace recordar a mi madre, mis maestras, mis abuelas y demás mujeres que marcaron mi niñez con sus buenas y malas enseñanzas. Nunca tuve un mal pensamiento con respecto a ellas, mi mente no esculcaba sus vidas, mis pensamientos eran dirigidos a todo, inclusive a la naturaleza (mi entorno, arboles, pájaros, mar, libros, etc) pero nunca, ni por equivocación tuve un mal pensamiento dirigido a la privacidad de sus vidas, a pesar de tener una relación cordial y en ocasiones de intimidad con ellas, por ser una niña que necesitaba cuidados y enseñanza. Esto no daño mis relaciones futuras en cuanto a socializar de diferentes formas. Quiero decir que no fue tropiezo para cumplir mi papel de mujer en mi vida familiar y demás. Sino que ellas dirigieron mis pensamientos y deseos a cosas sanas, debido a su condición de mujeres de bien, saludables, con deseos de hacer cosas bien hechas por los niños a su cargo. Para mi fue bueno, para otras fue bueno como las enseñaron y esta también bien". 

La observación que hago es que debemos ayudar a formar nuevas generaciones, que tengan metas no solo para ellos y sus familias, sino también para que puedan crecer sanamente y al mismo tiempo enseñar a los que tienen a su alrededor las buenas cosas que reciben de sus padres cristianos.

¿Piensas que estas cumpliendo metas y pareciéndote a esa mujer perfecta de la que nos habla la Biblia en el libro de Proverbios?

Como mujeres cristianas, debemos anhelar agradar a Dios y ser hermosas, con gracia original, verdadera, de adentro hacia afuera. Sabiendo que la perfección esta en la mirada de los que nos aman. Como una madre que mira a sus hijos, un hijo que mira a su madre, una esposa es mirada por su esposo, los alumnos miran a sus maestras favoritas y así sucesivamente.

Dios te bendiga

Bendiciones esperadas

¿Porqué no llega la bendición anhelada?

Primero que todo, la bendición que esperamos casi siempre es nuestro deseo y está fuera de la voluntad de Dios. Él conoce nuestra integridad o falsedad y sabe que necesitamos mucho mejor de lo que sabemos nosotros mismos.

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?  

Esto nos dice que nuestro corazón nos engaña y que solo Dios discierne sus intenciones y lo conoce verdaderamente.

Puede parecer tonto aun al mismo cristiano, que creamos y queramos practicar lo que dice la palabra de Dios. Es muy difícil cumplir todos los preceptos, pero Dios no exige de nosotros nada que no podamos cumplir y su misericordia es extensa.

"Puede parecer que siempre estoy enseñando la palabra con juicio, pero así debe ser. No podemos dejarnos engañar del maligno y tener en poco toda absolutamente toda la palabra de Dios, que es para mi, para ti y para todos. Creo que Dios para bendecirme, aunque oren muchos hermanos por mis peticiones y yo misma ore sin cansarme, Dios va obrar en su tiempo y no va a dejar de corregirme aunque yo no lo quiera. Todos debemos pasar por un proceso de aprendizaje, sin saltarnos ningún curso. No se puede estar en los últimos cursos de la primaria sin haber aprendido a leer y escribir y no podemos ir a la universidad sin pasar por la primaria y el bachillerato por muy adelantados que seamos.  La razón de esta explicación es que cuando era niña, no tenia mucho conocimiento de la verdad y la vida. Una profesora muy recordada por mi, cuando nos regañaba decía: "Me pueden engañar a mi, pero a mi no me engañan, se engañan ustedes mismos". Yo no le creía mucho y mucho menos entendía lo que me quería decir. Hoy en día gracias a ella y a todas las personas esforzadas que trabajaron en mi educación cuando niña, se lo que eso quiere decir y tengo un conocimiento del castellano o español como se dice hoy en día.  También entiendo que no se puede correr sin aprender primero a caminar. Si yo misma, sin tener en cuenta a los que están a mi alrededor hago mi voluntad y no la de Dios, no voy a obtener las bendiciones que quería, quiero y querré, porque la palabra no miente y si leo solamente la que me bendice y no aprendo la que me puede maldecir o hacer caer en pecado, no voy a aprender completo y el hecho de ignorar las cosas no nos hace salvos."

No nos hace salvos, porque estamos en pecado y Cristo y su santo Espíritu no habitan conmigo. Para entender todas estas cosas, también se requiere tiempo, aprender doctrina, pasar por pruebas y bendiciones porque las misericordias de Dios son nuevas cada día.

Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, cuando lo conocemos, cuando nacemos de nuevo, requiere que sigamos un camino de santificación. Requiere tiempo, aprendizaje, como cualquier profesión o rudimento mundano. Si nos esforzamos vamos a llegar mucho más lejos espiritualmente que otros, porque esto no es de carne, no es dinero que puede comprar a Dios. Es personal, cada uno es integro para Dios y el hombre sin esperar la recompensa del mundo.

No es fácil aprender a dejar el orgullo de lado, no es fácil saber que nos equivocamos y debemos reconocer que nos equivocamos. No es como en el mundo, pero es parecido, porque debemos aprender contando con la facilidad de lo aprendido primero.  Somos bebés en Cristo, pero también como personas adultas o quizás como niños sabemos muchas cosas y tenemos que aprender a discernir lo bueno y lo malo, más fácilmente con ayuda de Dios y su iglesia.

La palabra que nos asusta en ocasiones, que no nos gusta, es necesario aprender sobre ella, aprender que Dios como padre amoroso tiene provisiones para sus hijos, pero también cuando es necesario nos disciplina con amor.

Dios te bendiga