De los dinosaurios hasta hoy.

De los dinosaurios hasta hoy…




Todas las generaciones dicen que todo tiempo pasado fue mejor.
En realidad el mejor tiempo es el presente.

Debemos vivir el presente edificando el futuro.

Afirmándonos en las cosas duraderas y que son eternas.
La biblia dice que Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos.

Debemos edificar sobre la roca que nos da salvación y vida eterna.

Acordándonos que la mayoría de las cosas terrenales son efímeras.

Perecederas, un soplo y pasan como el tamo que se lleva el viento.

Pregunto ¿qué haces?
Escuche algo como que el bien no se puede negociar con el mal.

Hay consecuencias.
El bien es el bien y el mal es el mal.

¿De qué lado vives tu?
Del lado de la luz o del lado de las tinieblas.
No parece importante, pero sí lo es.

Cristo te ama y siempre te espera.
Bendiciones,



                                Jadeen.