El rincón de Valentina


La tecnología y la vida familiar

Nuestro facebook es nuestro diario personal. En el tenemos incluidos a todas las personas que de alguna forma son importantes para nosotros, muchos archivos personales como fotos y demás. Lo actualizamos casi que diariamente, chateamos con las personas que no podemos hablar en el momento con ellas y bueno es lo mejor que tienen muchos.

Reglas que deberían estar en el. El facebook tiene su manual de convivencia y muchos no lo leen porque les da pereza, incluida yo que escribo esta pequeña reseña sobre el.
Pero de todas formas y a pesar de que a veces eliminamos o nos eliminan, debemos sentirnos felices de poder contar con una herramienta no solo de trabajo sino social que une a todos.
Por eso te doy un consejo no le hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti. El no se invento solo, ni se maneja solo y google tiene estrategias para saber quienes no lo usan correctamente.
También puede saber quienes son las personas que usan facebook ajenos sin que sus dueños lo sepan y si se están dañando personas de alguna manera como calumnias, mentiras y chismes, dañando tratamientos a personas discapacitadas y haciendo malicias como invitar a hacerse pasar por niños para dañar a los niños que tienen un facebook, todo eso son violaciones a la ley y tienen que rendir cuentas.
Los niños tienen derecho a tener un facebook, Colombia y muchos países del mundo son libres de usar esta tecnología y no se les puede impedir que se vayan preparando para el futuro de una forma sana.
Pero siempre hay predadores y todo el mundo sabe lo que esto significa. Por eso hay que vigilarlos de cerca para que no los engañen, y enseñarlos a no darle la dirección, teléfono y otras informaciones personales para ayudarlos a defenderse de estas artimañas y que aprendan a caminar por el mundo cuando sean adultos en buena forma y libremente.
Por eso las cosas buenas hay que cuidarlas y amarlas, pero más se aman a las personas que las usan para disfrutar sanamente de unas buenas relaciones interpersonales como hacen algunos adultos, cosa que no es mala pero hay que tener cuidado.
Hay personas que pueden estar al otro lado de la ciudad y tienen programas que hacen ver que están al otro lado del mundo y así.
Por eso los niños deben ser supervisados por sus padres o adultos responsables de ellos.