“Amigos” La verdadera Amistad

Estamos acostumbrados a frases célebres sobre la amistad y a decirle amigo a cualquier persona, sin realmente tener la amistad que se dice tener.

Amigos es una palabra grande, conocido o conocidos son muchas personas con las que se tienen tratos de amistad en el día a día de todos.

Hay personas que no tienen amigos, ellos son amigos.

Para decir que una persona es nuestro amigo debemos valorar ciertos comportamientos y actitudes de las personas que se dicen ser amigas nuestras para saber si en realidad lo son o simplemente se aprovechan de uno.



Como saber si en realidad una persona es mi amiga

Si estas conversando con tu amigo(a) y no te deja decir palabra, sino que todo lo cuenta él o ella.

En tus momentos de más necesidad brilla por su ausencia.

Cuando necesitas algo de tu amigo siempre tiene una excusa válida para negarse.

Cumples años o hay algún evento en particular y no se acuerda de ti.

Nunca tiene ninguna clase de detalles contigo, a pesar de conocerlo hace mucho tiempo.

Para pedirle un favor lo piensas y cuando finalmente se lo pides se niega.

Cuando necesita algo recurre siempre a ti y no se cansa de pedirte muchos favores.

Mira como habla de los demás para que sepas cómo se expresa de ti cuando no estas presente.

Estas preguntas y muchas otras si tienen una respuesta que no es favorable, te mostraran quien es tu verdadero amigo.

La amistad no se construye de un día para otro, requiere tiempo, amor, cuidados y muchos ingredientes secretos que van haciendo que se fortalezca y crezca como un árbol fuerte y grande que da cabida a mas amigos cada vez que alguien te conoce. Cada día es uno más de cercanía y confianza.

Cuando estamos con las personas por intereses creados de cualquier clase, la amistad es débil.

Clases de amigos de los que se debe huir

Aquellos amigos que no respetan y que fingen una amistad, muchas veces son difíciles de detectar. Pero la mejor medicina para huir de los malos amigos es dejar que ellos mismos se alejen de uno y demuestren su verdadera calidad humana.

Un verdadero amigo es un tesoro y lo reconocemos por el tiempo que pasa junto a nosotros, por su preocupación y esmero para servirnos, ayudarnos, que no se aprovecha de nuestra amistad para beneficios injustos y que siempre tiene una palabra de aliento a punto para hacernos sentir renovados.

Un verdadero amigo da consejos sabios, que estén de acuerdo a la palabra de Dios y el único y verdadero amigo en el cual podemos confiar con los ojos cerrados es en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, que nos guiaran a tener las mejores amistades y a confiar en que siempre va a estar hay para limar asperezas, enseñarnos y ayudarnos a que seamos buenos amigos de nuestros amigos.


En el libro de Gálatas 6:9  No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 6:10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.