Jesús y el joven rico


Jesús y el joven rico.




19:16 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?
19:17 El le dijo: 
¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.
19:18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio.
19:19 Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
19:20 El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?
19:21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.
19:22 Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.

Jesús y el joven rico es una de las enseñanzas mas lindas del evangelio. 

Guarda los mandamientos le dijo Jesús, y él le contesto: todo esto lo he guardado desde mi juventud. 

¿Qué más me falta?

Jesús sabía de antemano que el joven guardaba tenía algo que le impedía la salud espiritual y estar cerca de Dios. Por eso le dijo que vendiera todo y se lo diera a los pobres. 

El joven rico guardaba los mandamientos y todo lo que decía la ley aparentemente, pero en su corazón estaba
lleno de idolatría, un apego desmedido a los bienes materiales que tenia.

Le faltaba amor en su vida, estaba solo aunque era dueño de muchas riquezas y quizás muchos amigos, personas que se le acercaban por su condición principal, pero no tenía la visión necesaria para saber y entender lo que Jesús le ofreció. 

No es un requisito dejar todo lo material para seguir a Jesús. Pero en este caso específico los bienes materiales eran el mal que impedían la bendición de este joven. 

Se pueden tener riquezas, de hecho a Dios le gusta que todos seamos prósperos, que se tengan las necesidades cubiertas y que se disfrute de más para muchas otras cosas. 

Esta enseñanza dice también que se puede tener algo que impide que se gane la salvación y la vida eterna. En algunos casos pueden ser otras cosas a las que se le dan el primer lugar, no necesariamente el dinero. Pero ocupa el lugar que solo le pertenece a Dios en la vida de las personas.

Dice la Biblia que el joven rico se fue triste, porque tenía muchas posesiones. Y Jesús no lo siguió, no lo obligo a escuchar el plan de salvación que le ofrecía. Porque el habla y quiere que todos vayan a salvación, no quiere que ninguno se pierda.

Usted que lee sobre este tema, sería bueno que se preguntara ¿Que impedimentos tiene para tener la seguridad de la salvación y el amor de Cristo en su vida? ¿Qué es ese apego a algo en concreto que le impide avanzar en su vida espiritual para romper las cadenas y ser salvo?

Dios te bendiga. 

                        Jadeen.