Porque Dios no me escucha...


Porque Dios no me escucha...



Muchas veces se piensa que Dios no escucha las peticiones de las personas.

Pero Dios siempre está escuchando a sus hijos, en el libro de Mateo dice: que que padre si su hijo le pide pan  le da piedras o una serpiente, que si siendo malos los hombres saben dar buenas dádivas a sus hijos cuanto más no dará él. 

Pero también que no se recibe porque se pide mal, se pide para deleites de la carne.

Un día en que dos hermanas se encontraban reunidas en oración, hablando sobre las circunstancias que viven, una de ellas dijo: tanto que le pedimos a Dios y no nos escucha. La hermana le contesto, si escucha hermana pero no es la culpa del Señor sino de nosotros.

Y la hermana entendió que había algún tropiezo para ellas ser bendecidas. 

El pecado no confesado, a veces no es que se halla hecho algo malo, pero hay situaciones en nuestras familias y en nuestros hijos  que impiden que recibamos lo que pedimos, porque no estamos preparados para recibir las bendiciones.

Pero fiel es Dios y si pedimos creyendo recibiremos.

Dios los bendiga.

                                                     Jadeen.