Homosexualidad y gobierno

Homosexualidad y confusión

Con tanto protagonismo que ha tenido este termino de homosexualidad últimamente en Colombia, es bueno saber que homosexual es lo genérico para toda clase de homosexualismo en hombres y mujeres. A partir de esta palabra vienen las distintas definiciones que día adía crecen en la sociedad, como la palabra gay, bisexual, lesbiana, transexual, etc.

Lo importante de esto aparte de lo que dice la biblia que toda persona debería conocer la palabra de Dios sobre este tema y clarificar que Dios ama al pecador, pero aborrece su pecado. Así como Dios aborrece la hechicería, la altivez, la mentira, el trago en sus varias formas, aborrece el homosexualismo.

Pero sabemos que las personas encargadas de legislar en todas partes del mundo han ido cada día volviéndose más elásticos en los diferentes  problemas que se presentan con toda clase de personas que tienen que ver con el homosexualismo, el aborto y muchos hechos más que han hecho historia en la humanidad,  ayudando a que las buenas costumbres, sanidad moral y espiritual de las personas queden olvidadas en pro de un pequeño grupo de personas.

Sabemos que hay personas enfermas de cáncer, de artrosis en términos graves y muchas enfermedades que llegan a convertirse en terminales, sin nombrar el SIDA, que es un flagelo que sigue afectando la salud mundial y si los gobiernos desatendieran  los demás grupos sanos por atender a estas personas discapacitadas o enfermas sería un total desastre el mundo, a la larga todos terminaríamos muriéndonos por inasistencia y anarquía.

Me parece que debemos pensar en que los problemas hay que tratarlos desde el comienzo, antes de que terminen en la forma en que se está desarrollando este tema actualmente en Colombia.

El homosexual es una minoría y gracias a los medios de comunicación y la manipulación de algunas personas interesadas en tener relevancia pública y que han perdido totalmente la vergüenza, el pudor, la decencia y el decoro, saltando a los medios de publicidad y comunicaciones promoviendo su identidad sexual. La vida privada de cada uno es privada, ¿Qué tal que una persona o mujer u hombre o joven, dijera la forma de relacionarse sexualmente en su intimidad con su pareja? ¿Qué tal el presidente de la República Colombiana o alguno de sus ministros explicando públicamente la forma en que paso la noche con su pareja?

Decir públicamente yo soy homosexual, es decir yo me acuesto todas las noches con XXX, y no dejar nada a la imaginación cuando se dice la orientación sexual. El error de cualquier persona que labora para el estado es utilizar su privacidad, su vida privada para demostrar algo.

Qué lindo que después de años y años de ver al Señor Presidente Juan Manuel Santos en la televisión, no solamente durante su gobierno sino mucho antes, durante su labor con el presidente anterior y tratando de imaginarme su orientación sexual, debido a que su esposa nunca ha tenido protagonismo, tratando de lucir o resaltar su presencia más que la de su esposo.

Nunca la conocí hasta hace poco que la ví en una página de Internet y me llamo tanto la atención su forma correcta y moderada, aparte de elegante en el vestir, me sentí halagada de ver que es una señora prudente, armoniosa, sabe lo que vale y no necesita demostrárselo al país, porque su presencia y presentación personal lo demuestran, el presidente es su marido, ella lleva la falda bien puesta, pero para cumplir sus deberes y ser un complemento de buen juicio en la vida de su esposo.

Las acciones hablan más de una persona que sus palabras. No importa si se es homosexual o heterosexual, al trabajo, porque los que están en el gobierno y en cualquier empresa están trabajando y tienen un deber bien claro que cumplir y que bien utilizar sabiduría, marcar diferencias, hacer cosas admirables, que nos recuerden pero por el amor y cuidado que tuvimos en la labor que se desempeñó, no por las controversias y malos comentarios que se levantaron a nuestro paso.

Las mujeres debemos hacer uso de una gran sensibilidad, para derramar buenas obras, conciliación y paz en un país revuelto y con tantas amarguras de corazón por las guerras que se han vivido durante las últimas décadas. En proverbios 24: 6 Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria.

Nunca sobra un buen consejo antes de comenzar una cruzada en la que se cree, nunca está de más buscar opiniones antes de tomar decisiones que no solamente afectan a un país, sino que trae consecuencias funestas para muchas personas. Los gobernantes están para gobernar, pero no deben olvidar que el pueblo los elige para llegar al lugar en que están y que no es bueno ser obstinados, querer mantener una posición a pesar de la opinión de tantas y tantas personas.

Es de valientes reconocer que nos equivocamos, es mejor volver a comenzar con buen pie a ser avergonzados públicamente y como dice un dicho popular del ahogado el sombrero.

Dios los bendiga