La vida merece respeto

Respeto a la vida y a las limitaciones impuestas por la naturaleza

Cuando leo y escucho tantas polémicas o las cosas que hacen a veces las personas debido a que se dejan llevar por los deseos de la carne, sin siquiera contar con el consejo de una persona que tenga valores y les haga ver por lo menos el error en que están incurriendo me lleno de mucha tristeza y me doy cuenta porque muchas veces los milagros escasean tanto en el mundo actual.


El mundo esta tan de cabeza que ahora todas estas noticias se anuncian con una extravagante forma, dándole importancia y aquiescencia a estas situaciones que están fuera de contexto y de la palabra de Dios.

El temor de los hombres por la vida, el respeto a la naturaleza humana y divina del hombre, porque fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, se ha perdido totalmente en muchas personas.

Cuando vemos todas estas cosas anunciadas como si fueran lo mejor del mundo, como si fueran noticias agradables, que no degradan la naturaleza del hombre, sino ellos creen que al contrario, están siendo innovadores, explorando campos desconocidos que van a traer cosas buenas, cuando lo que en realidad está pasando es el cumplimiento de lo que anuncian las escrituras que sucederá en los últimos tiempos gracias al pecado y la maldad del hombre.

La ciencia y los científicos, especialmente los médicos, se están prestando para procedimientos que perjudican gravemente a la humanidad entera. No solo con esta clase de nacimientos, en los que una mujer presta su vientre para que un homosexual tenga un hijo, sino también en las miles de cirugías contra natura que se practican diariamente en todo el mundo.

Vemos como mujeres y hombres desfiguran completamente su propio rostro y cuerpo para hacerlo parecido a muñecos o artistas de cine, incluso a animales, como la mujer que se practicó cirugías para parecer un gato y complacer supuestamente a un hombre que la traiciono con otra rápidamente.

El pecado está a la puerta, como dice en Romanos  3:
23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,
La sangre de Jesús nos justifica por gracia, pero hay que recibir a Jesucristo como único Señor y salvador personal.
La ciencia y los médicos los creo Dios con un propósito de bendición, de sanidad y ayuda a todos los que lo necesitan, pero no para vanidad y vanagloria humana, para aparecer desnudos en redes sociales mostrando un exceso de cirugías y procedimientos quirúrgicos queriendo engañar a las personas para que caigan en las mismas vanidades y pecados.
El cuerpo es sagrado, somos templo del Espíritu santo de Dios, Dios habita en sus hijos por medio de su Espíritu y se contrista cuando andamos tras el pecado, la carne y la muerte espiritual.
Hay un remanente fiel, que le cree a Dios, que espera en Dios y que sabe que Dios quiere que la humanidad sea prosperada y bendecida, que reciba los tratamientos y cirugías requeridas, por esta razón los cristianos debemos hacer un alto y reflexionar si la contaminación de todas estas vanidades y pecados nos está alcanzando, si estamos renunciando a que nuestros ojos, pensamientos y vida entera se contaminen con estas cosas, deseando lo que no conviene y atándonos con envidias, malos pensamientos, vanagloria humana, contiendas y todo aquello que desagrada a Dios.
En esta hora te insto a que te unas a orar por todas estas malicias del diablo en las redes, hacer guerra espiritual para que Dios haga su obra maravillosa en todos  y especialmente en las personas que las utilizan para difundir pecado y contaminación.
La biblia dice que el que sabiendo hacer lo bueno no lo hace, le es contado por pecado. No esperes a que Dios haga juicio, a que el mal prospere, a perder su gracia y bendición.


Dios te bendiga