Los ministerios de evangelización

Re-Evangelización de lugares nuevos para el cristianismo

Según Wikipedia una matrioska, mamuska o muñeca rusa, son muñecas tradicionales rusas que son huecas por dentro y van una dentro de la otra. Las muñecas traen dentro hasta cinco y más de estas muñecas, es una curiosidad y una labor artesanal preciosa.

Al lego que puede querer evangelizar a las personas que tienen esta clase de no digamos juguetes; sino que ya viene siendo un recuerdo de compra obligado al que viaja a estos lugares, donde forman parte de la cultura de ellos. Puede ser muy difícil decirle de una forma sabía a la persona que sé evangeliza lo que estas muñecas son para Dios y son una forma de  idolatría y no se les debe decir.

El significado de estas muñecas creo, es mostrar que la forma matriarcal de las mujeres en estas culturas está escondida dentro de ellas mismas y la van pasando de generación a generación. Así como escondemos ciertos secretos de bendición y maldición de nuestras familias y de nosotros mismos.

Da temor para el verdadero cristiano tener esta clase de objetos que no agradan a Dios. (Hablando no del artesano que las elabora y recibió esta labor de sus padres, ni de la cultura donde se ha crecido viendo estos objetos o muñecas agradables para ellos y que simbolizan la historia de sus pueblos o ancestros, como en el caso de nuestras ciudades y culturas dominantes se tienen también objetos artesanales diferentes pero con el mismo fin de mostrar la cultura popular).

Si queremos que el evangelio que predicamos sea efectivo en estas culturas y que puedan ser alcanzados por el conocimiento de Dios, recibir la salvación por medio de aceptar a Jesucristo como su único señor y salvador, debemos esperar pacientemente la transformación de las personas por medio de la oración, encontrar una palabra sana, adecuada que les hable acerca de los objetos que son idolatría para Dios.

De nada sirve botar o quemar los objetos sino los estamos sacando debidamente de nuestras vidas, cuando oramos por los hermanos que evangelizamos, cuando damos testimonio, lo ayudamos de alguna forma, estamos mostrando a Jesús, su obra, su amor y lo que él quiere para cada uno de nosotros.

El mismo Dios lo redarguye y lo ayuda a que renuncie a lo que es tropiezo, a las contiendas, disenciones, pleitos, el culto a imagenes y objetos,  a las ataduras que impide a las personas adorar a Dios debidamente..

Dios es misericordioso y muchas veces las idolatrías de los cristianos, no está en los objetos, está en el corazón de las personas que están en la búsqueda de Dios sin la debida guianza o conocimiento de su palabra.

Por eso es necesario la iglesia y todos sus diferentes ministerios, representados en el cuerpo de Cristo.


Dios te bendiga