Las leyes de Dios y su paciencia

1 Samuel 16:7 Y Jehová respondió á Samuel: No mires á su parecer, ni á lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira; pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón.

Este versículo bíblico ha sido explotado y es explotado constantemente por la Iglesia evangélica usándolo como tema de diferentes formas. Explotar tiene por definición: sacar beneficio de algo.

Cuando Dios le dice a Samuel no mires a su parecer ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho, primero lo desecha para el llamado que el lo necesita y el parecer en la Biblia quiere decir a su opinión, la opinión del hermano de David, en otras versiones habla de apariencia o sea la apariencia del que el cree que es el que va a ser rey.

Samuel no tenia vista espiritual definida en esos momentos y necesitaba de la obra de Dios en él para saber lo que Dios quería que el hiciera.

Samuel como siervo de Dios o como líder o ministro, porque ejercía varias funciones parecidas a las de Moisés no tenía opinión propia a la hora de hacer la verdadera voluntad de Dios. El estaba siendo dirigido por Dios en la búsqueda o en el nombramiento del nuevo y único rey de Israel.

En España hay rey, pero hay funciones delegadas en el presidente y demás opositores a la monarquía. Pero hay el respeto nacional por una realidad que son sus reyes, porque América debe recordar que fue un nuevo reino y las letras del idioma castellano llegaron a ella por la reina Isabel la católica.

No importa el lugar donde nazca o viva el hijo de un rey, tiene títulos reales como su padre o su madre en el caso de la reina de Inglaterra.

Son leyes estatutarias y son “Aquellas que la Constitución o el parlamento en el caso de Inglaterra establece taxativamente. Tienen una categoría superior a las demás clases de leyes y se establece un trámite especial para su expedición por su importancia jurídica.  Para su aprobación requiere mayoría absoluta y revisión previa por parte de la Corte Constitucional o Parlamento”.

Todas estas cosas son seculares y derivan de la Biblia y textos bíblicos que hay en los diferentes museos y han sido encontrados en diferentes sitios del mundo.

Pero también en la Iglesia suceden situaciones y circunstancias que tienen que ver con la monarquía y que merecen el respeto y son del dominio público.

Personalmente pienso que los padres tenemos 18 años a nuestros hijos, en el caso de la mayoría de edad en Colombia y quizás hasta más tiempo cuando los hijos dependen emocional y económicamente de los padres, para sembrar bases profundas de respeto y amor hacia los principios de la familia en que nacieron.

Pero hay un tiempo en que vemos el parecer y lo grande de la estatura secular de las personas con las que convivimos y erradamente nos aferramos a esa mirada física que tenemos de ella, porque no hemos estudiado ni aprendido discernimiento espiritual y carecemos de ese desarrollo familiar que va llegando con la edad, pero que siempre se ha expresado en nuestra vida de una forma u otra cuando nacemos en el conocimiento de la palabra de Dios.

La vida lleva antes y después, en cualquier momento por situaciones externas o propias a situaciones que exponen al ser humano a muchos problemas y el valor de esos seres humanos esta en agarrarse firme en sus propias creencias en Dios, para salir adelante.

Cuando dice la palabra de Dios que ella hace el efecto para el cual es enviada, es porque en realidad Dios la manda, pero cuando se tienen que hacer cosas como mentir para entrar a lugares a llevarla y lo que no entra en el orden de Dios, sino en el orden del pecado, Dios no ha enviado esa palabra sino el hombre.

Dios te bendiga.