Nuevas son las misericordias de Dios cada día

Las misericordias de Dios son muchas, porque está en plural. Según el diccionario  en línea http://es.thefreedictionary.com/ misericordias quiere decir primero: Virtud que inclina a compadecerse, perdonar o solucionar las miserias ajenas, piedad y segundo: Cualidad de Dios, por la cual perdona las faltas y remedia las penas de las personas. Y vemos que es una palabra que tiene un término femenino.


Si usamos la primera definición  y pensamos en la palabra miserias ajenas, encontraremos dificultades para entender esta expresión, porque nadie reconoce su propia miseria representada en diferentes aspectos de la vida diaria.

No solo los pobres tienen miserias que solucionar, muchas veces las personas adineradas tienen problemas que necesitan otras personas para que los ayuden diariamente a solucionarlas y especialmente en la salud dependen de esas otras personas para solucionarlas.

Y en la segunda explicación que para nosotros los cristianos es la primera o debería ser la primera definición a tener en cuenta, porque todo se lo atribuimos a Dios de una forma personal y llena de fe, lo explica sin utilizar la palabra miseria sino faltas y dice que las remedia.

Esta forma de remediarla es muchas veces utilizando ángeles terrenales, que son otras personas que tienen un don de servicio para ayudar y bendecir a las naciones.

No debemos tener en poco lo que Dios quiere hacer en las vidas que tiene a su cobijo, pero debemos recordar que Dios es Dios de orden y él nos manda a ser conformes a su voluntad, el pueblo evangélico es un pueblo llamado a ministrar, a llevar las buenas nuevas del evangelio, a visitar a los enfermos, a los desahuciados, a los que sufren, a los que tienen hambre y sed de justicia, a los que necesitan entrar en la senda nueva de la salvación y como dice en segunda de Pedro 2:9, somos nación santa, sacerdocio santo, linaje real, pueblo escogido por Dios para llevar las virtudes de aquel que nos amó y esto quiere decir que debemos ser respetuoso de las leyes de la tierra, de las leyes de Dios, aunque nuestra creencia es que primero es Dios y lo que dice la Biblia y estamos bien eso, cuando no tenemos deudas pendientes que resolver o que estamos resolviendo.

Oremos pidiendo a Dios sabiduría para todo y en todo, especialmente para la obediencia a los pastores y aquellas personas  que tienen autoridad eclesial para dictar las leyes que rigen dentro de las congregaciones y sus ministros.

Dios no rechaza a nadie y sus hijos debemos imitarlo para que aquellos que están fuera de su camino puedan entrar en él,  Jesucristo dijo que él era la única puerta para encontrar la salvación “ Yo soy el camino, la verdad y la vida y nadie va al Padre sino es por él”.

Parafraseando esta palabra sabemos que los representantes de Dios en la tierra son sus ministros y si no  estamos  en acuerdo con ellos o intentamos encontrar la forma de solucionar nuestras crisis de fe y recibir el alimento espiritual que ellos dan, difícilmente estaremos en el camino para llegar al Padre, mucho menos al conocimiento de las virtudes de su amado hijo Jesucristo y nuestras oraciones no llegan a su presencia.