Igualdades y desigualdades e injusticias y justicias

Hablamos de razas y características de cada una de ellas, de etnias y características de ellas. Esto hace pensar en un Dios injusto que hizo a unos más o menos favorecidos que otros y de esto se valen las personas que no creen en Dios para desacreditar su obra.


Hay raza blanca y raza negra, etnias que son casi la gran mayoría de las personas en el mundo sin serlo realmente, sino que usan una parte pequeña de su raza para justificar sus incapacidades en vez de aceptarlas y buscar la mejora de esas incapacidades.

La raza blanca y la negra, sin hablar de la amarilla y otras dos porque estamos dando un modelo para resumir y entender que muchas veces  se quiere aprovechar ciertos paradigmas que se han ido afirmando hasta convertirse casi que en ley y han ido dañando las buenas costumbres y sana doctrina de la palabra de Dios.

Somos un pueblo unido pero debemos recordar las características y capacidades especiales de cada uno para entender porque le damos relevancia a algunas cosas y a otras no.

Me refiero en ejemplo a que muchas veces nos fortalecemos en cosas que a la larga nos perjudican y llega el momento que el aprovechamiento de esa palabra de ese recurso se pierde.

En Colombia se pierde mucho recurso natural porque amamos, amamos la tierra, las gentes, amamos los entornos en los que crecimos y nos aferramos a lo poco o mucho que tengamos para poder sobrevivir y seguir adelante en esta guerra absurda por el poder, el poder del narco, el poder del patrono, el poder del sicario, el poder del hombre que hace lo que sea para recuperar lo que perdió y que utiliza al ignorante, al que tiene necesidad, al que tiene vivos y muertos que enterrar.